Desde Washington (AFP)

EEUU crece más de lo previsto, pero aún modestamente

Estados Unidos creció más de lo esperado en el segundo trimestre de 2015 con un sólido 3,7%, pero su expansión económica sigue siendo modesta.

EEUU, PIB, indices, crecimiento
Billetes de 100 dólares el 27 de agosto de 2015 en Yakarta - AFP/AFP
Anterior Siguiente

Estados Unidos creció más de lo esperado en el segundo trimestre de 2015 con un sólido 3,7%, pero su expansión económica sigue siendo modesta.

La mayor economía del mundo creció a una tasa anual de 3,7% entre abril y junio tras un modesto 0,6% en los primeros tres meses del año, informó el jueves el departamento de Comercio.

En el primer semestre del año, el PIB de Estados Unidos creció 2,2%; una tasa sólida pero ligeramente por debajo del 2,4% de todo el año pasado.

El crecimiento del segundo trimestre había sido inicialmente estimado en 2,3% y los analistas esperaban una corrección al alza hacia 3,1%.

noticia
Estados Unidos: PIB (AFP/AFP)

Mayores inversiones, gastos más elevados del gobierno federal y de los estados y un mayor consumo doméstico impulsaron un crecimiento mayor al previsto.

El consumo, que supone casi el 70% de la actividad económica de Estados Unidos, creció a un ritmo anual de 3,1% frente al 2,9% que se había estimado.

El gasto público, que caía cada trimestre desde 2012, tuvo un aumento de 2,6%.

Las exportaciones estadounidenses confirmaron su recuperación al aumentar 5,2% mientras que las importaciones crecieron menos de los previsto; 2,8%.

Las inversiones saltaron un 3,2% cuando se esperaba que declinaran.

"La revisión de los datos del segundo trimestre fue una bocanada de aire fresco", dijo Robert Brusca de la firma FAO Economics.

La Casa Blanca se congratuló por la "especialmente amplia" revisión de los datos que, además, no tuvo revisiones a la baja en los mayores componentes del PIB.

"En este momento de la economía mundial es esencial que continuemos haciendo todo lo que se pueda para mantener este impulso de la economía doméstica de Estados Unidos", comentó Jason Furman, presidente del Consejo de Asesores Económicos.

Aun así, los datos muestran que "a pesar de su volatilidad, la economía aún permanece en el chato sendero de los últimos siete años", dijo Steven Ricchiuto, economista jefe de la firma Mizuho Securities.

La economía estadounidense ha estado en parsimoniosa recuperación desde que terminó la recesión de mediados de 2009. Ese crecimiento bajó la desocupación y hoy Estados Unidos se acerca al pleno empleo deseado por la Reserva Federal para decidirse a elevar por primera vez en 9 años las tasas de interés. Estas están casi en cero para apuntalar la economía.

Los datos del PIB estadounidense llegan tras semanas de turbulencias financieras provocadas por el enlentecimiento de la economía de China, la inesperada devaluación de su moneda nacional y la caída de su plaza bursátil.

Eso, junto a factores como un alza mayor de la prevista de los inventarios en el segundo trimestre, hacen pensar en un modesto crecimiento para el resto del año.

Todo el panorama reaviva el dilema de la Fed sobre si subir las tasas de interés en septiembre o aplazar un poco más esa decisión.

"Incluso si los datos de crecimiento muestran que la economía de Estados Unidos es capaz de absorber un alza de las tasas, la volatilidad de las plazas bursátiles mundiales, probablemente hará que la Fed haga una pausa", dijo Nariman Behravesh, economista jefe de IHS.

"Todo esto aumenta la probabilidad de una primera suba de las tasas en diciembre más bien que en septiembre", añadió".




Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos