Desde Washington (AFP)

EEUU: Congreso autoriza oleoducto con Canadá pero Obama lo vetará

El presidente de la Cámara de Representantes estadounidense, el republicano John Boehner, firmó el viernes el proyecto de ley que autoriza la construcción del oleoducto Keystone XL entre Canadá y Estados Unidos, y que previsiblemente Barack Obama vetará.

EEUU, Canadá, medioambiente, parlamento, petróleo
Le président républicain de la Chambre des représentants, John Boehner (assis), signe le 13 février 2015 à Washington la loi autorisant la construction de l'oléoduc Keystone XL entre le Canada et les Etats-Unis, à laquelle Barack Obama devrait opposer son veto - AFP/AFP
Anterior Siguiente

El presidente de la Cámara de Representantes estadounidense, el republicano John Boehner, firmó el viernes el proyecto de ley que autoriza la construcción del oleoducto Keystone XL entre Canadá y Estados Unidos, y que previsiblemente Barack Obama vetará.

"Keystone XL es una buena idea para nuestra economía, es una buena idea para nuestro país", dijo Boehner durante la ceremonia de la firma, rodeado de varios legisladores republicanos.

Barack Obama ya anunció que interpondrá su veto a la ley aprobada el miércoles por el Congreso, porque considera que la iniciativa legislativa busca abreviar el proceso normal de autorización presidencial, iniciado en 2008 y aún no concluido.

El mandatario estadounidense quiere conservar su capacidad decisoria, pero no ha dicho si finalmente aprobará el proyecto.



De acuerdo con la constitución, Obama dispone de diez días hábiles para promulgar o vetar la ley. Sería el primer veto del presidente desde que en enero los republicanos asumieron el control del Congreso tras las legislativas de noviembre.

Junto a los ecologistas, los demócratas advierten contra los riesgos de fugas que supone el oleoducto. Denuncian los favores realizados a una empresa extranjera, el operador TransCanada, que presentó su solicitud en 2008 y nuevamente en 2012.

Los republicanos, apoyados por el gobierno conservador canadiense de Stephen Harper, hacen referencia a los empleos que generaría la obra, el fortalecimiento de la independencia energética norteamericana y la seguridad del transporte del petróleo por oleoducto en lugar de por ferrocarril.

Keystone XL tendría 1.900 km., de los cuales 1.400 en territorio estadounidense, y sería una versión acortada del oleoducto Keystone original. Tendría una capacidad 40% superior a la del original para trasladar crudo obtenido de los arenas bituminosas de Alberta (oeste de Canadá) hasta Nebraska (centro de EEUU), desde donde se lo enviaría a las refinerías del Golfo de México a través de una red de oleductos ya existente.

#Eeuu #Canadá #Medioambiente #Parlamento #Petróleo


Te puede interesar


Quantcast