Desde Riad (AFP)

Cumbre de los países del Golfo en Riad marcada por múltiples crisis

Las seis petromonarquías árabes del Golfo celebran este domingo una cumbre anual en Riad en un contexto marcado por una multiplicación de crisis, como el divorcio diplomático con Catar, la guerra en Yemen o el caso Khashoggi.

Arabia, diplomacia, economía, política, Golfo
El ministro de Exteriores de Bahréin, el jeque Khaled ben Ahmed Al Khalifa, antes de una reunión con John Kerry en la ciudad saudí de Jeddah, el 11 de septiembre de 2014 - AFP/POOL/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Las seis petromonarquías árabes del Golfo celebran este domingo una cumbre anual en Riad en un contexto marcado por una multiplicación de crisis, como el divorcio diplomático con Catar, la guerra en Yemen o el caso Khashoggi.

El emir de Catar, Cheikh Tamin Ben Hamad Al Thani, no confirmó su presencia en este Consejo de cooperación del Golfo (CCG), a pesar de haber sido invitado oficialmente.

Este pequeño y riquísimo estado sigue marginado por sus poderoso vecinos, como Arabia Saudita y Emiratos Árabes, que le acusan de apoyar a grupos islamistas radicales y de estrechar sus vínculos con Irán.

Bahréin, otro miembro del CCG, y Egipto también participa en el embargo contra Catar.

noticia
Martin Griffiths (I), enviado especial de la ONU par Yemen, saluda a los delegados yemeníes durante la rueda de prensa de apertura de las conversaciones de paz en el castillo de Johannesberg, en Rimbo, Suecia, el 6 de diciembre de 2018 (AFP/TT News Agency/AFP)

Estos cuatro estados árabes rompieron en junio de 2017 sus vínculos diplomáticos, pero también económicos y sociales, con Catar, que anunció recientemente que abandonará en enero la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

"Catar desperdició todas las opciones que le hubieran permitido" recuperar su lugar en el CCG, declaró el jefe de la diplomacia de Bahréin, el jeque Khaled ben Ahmed Al Khalifa.

El CCG también cuenta como miembros con Omán y Kuwait, que no participaron en el embargo a Catar.

Esta alianza regional, surgida en 1981 para hacer frente al régimen iraní de los ayatolás, vio cuestionada su pertinencia durante los últimos años.

Su secretario general, Abdellatif Al Zayani, indicó que la 39ª edición del CCG "examinaría los vínculos con Irán" tras el restablecimiento de las sanciones estadounidenses.

Pero las distintas posiciones están claras en el CCG, entre los que defienden una línea dura contra Teherán, como Arabia Saudita, Emiratos Árabes y Bahréin, y los que apuestan por mejorar las relaciones, como Kuwait y Omán.

- Implicación en Yemen -

La cumbre del CCG se celebra la misma semana en la que empezaron las negociaciones de paz en Suecia entre los actores en conflicto en Yemen.

Arabia Saudita y Emiratos Árabes están implicados directamente en esta devastadora guerra, al liderar la coalición árabe que apoya a las fuerzas progubernamentales en el conflicto contra los rebeldes hutíes, aliados de Irán.

Estas negociaciones de paz no se hubieran celebrado si Riad no hubiera pedido al gobierno yemení, reconocido por la comunidad internacional, de que aceptara participar en ellas.

La crisis humanitaria en Yemen, considerada por la ONU como la peor en el mundo actualmente, forzó a las grandes potencias a acelerar la resolución del conflicto.

Arabia Saudita también sigue recibiendo críticas por la muerte del periodista Jamal Khashoggi, asesinado en el consulado de su país a principios de octubre en Estambul.

Catar se benefició indirectamente de las críticas y las presiones hacia Riad de la parte de numerosos representantes estadounidenses que no comparten la posición del presidente estadounidense, Donald Trump, que consiste en desvincular al príncipe heredero saudita Mohamed bin Salmán del asesinato de Khashoggi.





Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos