Desde Yakarta (AFP)

"Ciberguerreros" de un islam moderado tratan de contrarrestar prédica del EI

Centenares de partidarios de un islam moderado en Indonesia batallan en internet para impedir que la prédica del grupo yihadista Estado Islámico (EI) se propague en el país con mayor número de musulmanes del mundo.

Indonesia, religión, atentados, islam, internet
El equipo de TV Aswaja edita un programa de televisión el 27 de abril de 2016 en su oficina en Jakarta - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Centenares de partidarios de un islam moderado en Indonesia batallan en internet para impedir que la prédica del grupo yihadista Estado Islámico (EI) se propague en el país con mayor número de musulmanes del mundo.

"Nunca dejaremos que el islam sea rehén de imbéciles con el corazón lleno de odio", afirma, en un mensaje en Twitter, Syafi'Ali, uno de los 500 miembros de la organización Nahdlatul Ulama (NU), "Renacimiento del Islam", la mayor entidad confesional de Indonesia.

El jefe de la sección juvenil de NU, Yakut Quomas, comparte ese mensaje: "Para nosotros, el islam debe aportar una contribución a la civilización existente, y no reemplazarla", afirma.

La misión de contrarrestar la influencia del EI es urgente y compleja, dado que medio millar de indonesios han ido en los últimos años a combatir en los frentes del EI en Medio Oriente.

noticia
Equipo de tv de Aswaja edita un programa de televisión en su oficina en Jakarta el 27 de abril de 2016 (AFP/AFP/Archivos)

Y la propia Indonesia se ha convertido en un blanco del EI, como quedó claro el 14 de enero, cuando una serie de atentados reivindicados por ese grupo dejaron cuatro civiles y cuatro atacantes muertos, en los atentados de mayor gravedad desde 2009.

Los miembros del NU le disputan al EI el control del ciberespecio. Lanzaron a ese efecto una aplicación Android y cadenas de televisión en línea, que difunden los sermones de predicadores moderados.

Un grupo de estos "ciberguerreros" actúa desde una pequeña oficina en Jakarta y los demás envían sus mensajes desde lugares aislados. Entre ellos, comunican por la red.

- Impericia y falta de medios -

El NU, una entidad dirigida por ulemas (doctores en leyes islámicas) que desde hace años pregona un islam moderado, admite la dificultad de reducir el atractivo de una organización que dispone de ingentes medios financieros y controla vastas porciones de territorio en Siria e Irak.

"Cada vez que les infligimos una derrota, no tardan en recomponer sus fuerzas", constata el secretario general del NU, Yahya Cholil Staquf.

El NU hará oír su voz en la reunión de responsables religiosos mundiales, de dos días, que se abrió este lunes en Yakarta.

Indonesia, un archipiélago de 17.000 islas e islotes, tiene 255 millones de habitantes, 225 millones de ellos de fe musulmana.

El Estado indonesio se basa en la denominada doctrina de los "cinco principios" ("pancasila"), que trata en pie de igualdad a las cinco religiones reconocidas en el país, contrariamente a numerosos países con mayoría musulmana que se inspiran exclusivamente de la "sharia" (ley islámica). Y la Constitución indonesia no tiene ninguna referencia al islam, contrariamente a la vecina Malasia.

La NU, fundada en 1926, trata de mostrar a Indonesia como ejemplo para los musulmanes, con un modelo de organización política que permite la coexistencia generalmente pacífica entre credos y etnias.

Sus "ciberguerreros" parecen sin embargo meros debutantes ante los propagandistas del EI, duchos en el manejo de las redes sociales.

Robi Sugara, un especialista en asuntos de terrorismo, considera que sus esfuerzos no son vanos: "Es una buena estrategia para hacer visibles en las búsquedas de Google los contenidos del islam moderado", afirma.




Te puede interesar


Este sitio usa imágenes de Depositphotos