Desde Pekín (AFP)

China decidió cerrar 66 campos de golf "ilegales"

El gobierno chino cerró 66 campos de golf construidos ilegalmente, en un contexto de lucha contra el lujoso estilo de vida de importantes jerarcas de la administración.

China, política, ocio, golf
La golfista surcoreana Ryu So-Yeon busca el green en el campo de golf Mission Hills en Haikou, China, el 13 de marzo de 2015 - AFP/MISSION HILLS/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

El gobierno chino cerró 66 campos de golf construidos ilegalmente, en un contexto de lucha contra el lujoso estilo de vida de importantes jerarcas de la administración.

Se trata de tres campos de golf en Pekín y otros 63 ubicados en diferentes provincias, indicó el ministerio del Territorio y de los Recursos Naturales en un comunicado.

Tres de los campos cerrados se encuentran en la isla tropical de Hainan, donde la jet set china pasa sus vacaciones, se indicó.

El comunicado del ministerio no precisó si se trata de un cierre definitivo o temporal.

El Partido Comunista Chino, que monopoliza el poder, tiene una compleja relación con el golf, calificado durante muchos años de pasatiempo de la gran burguesía extranjera.

Por otra parte, los campos de golf consumen mucha agua. Varios de los campos cerrados se encuentran en el norte de China, que sufre una penuria crónica de agua.



En 2004, las autoridades había decretado una moratoria sobre la construcción de campos de golf, que en una década habían pasado de 200 a 600.

El deporte fue rehabilitado y para los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008, se había construido un complejo de entrenamiento de un costo de 80 millones de dólares en la capital china.

Sin embargo, desde hace dos años, el presidente chino Xi Jinping lanzó una campaña contra los abusos de los dirigentes y funcionarios que dañan la imagen del Partido Comunista.

Numerosos altos cargos comunistas tuvieron que renunciar a las alfombras rojas, a los banquetes ostentatorios, a los licores y regalos de lujo y a las "extravagancias" durante sus viajes oficiales.

#China #Política #Ocio #Golf


Te puede interesar


Quantcast