Desde Rockhampton (Australia) (AFP)

Australia evalúa los desperfectos tras el paso de dos ciclones

Australia constataba este sábado los desperfectos ocasionados por los dos potentes ciclones que alcanzaron simultáneamente sus costas el viernes y a la espera de las eventuales nuevas inundaciones y fuertes rachas de viento, anunciadas por las autoridades.

Australia, meteorología, ciclón, tormenta, clima
Habitantes de Brisbane caminando bajo la lluvia que llevó a la ciudad australiana el ciclón tropical Marcia, el 20 de febrero de 2015 - AFP/AFP
Anterior Siguiente

Australia constataba este sábado los desperfectos ocasionados por los dos potentes ciclones que alcanzaron simultáneamente sus costas el viernes y a la espera de las eventuales nuevas inundaciones y fuertes rachas de viento, anunciadas por las autoridades.

A pesar de la importancia de los daños, las autoridades por el momento no han registrado ningún muerto, herido o desaparecido.

El ciclón tropical Marcia, que alcanzó la categoría máxima de 5, tocó el viernes las costas de Queensland, donde destruyó casas, arrancó árboles e hizo caer líneas eléctricas.

Algunas horas antes, Lam, una tormenta de categoría 4, había golpeado varias comunidades aborígenes en el norte del país, a 500 kilómetros al este de Darwin, capital de la región Territorio del Norte.

La categoría de los ciclones se rebajó posteriormente a depresión tropical. No obstante, el servicio australiano de meteorología alertó de nuevas lluvias torrenciales seguidas de inundaciones, fuertes vientos y grandes olas en el sur de Queensland y en el norte del Estado de Nueva Gales del Sur.

"Estos potentes ciclones han arrasado extensas regiones de Australia, entre ellas el Territorio del Norte y Queensland", declaró el primer ministro australiano, Tony Abbott, quien visitó el sábado el Territorio del Norte, donde se declaró el estado de emergencia en las zonas más afectadas.

Los equipos de emergencia trabajan junto a las comunidades aborígenes para restablecer el agua corriente, según Adam Giles, primer ministro de este Estado.

Abbott explicó además que propondrían a los afectados de este territorio y de la región de Queensland la ayuda federal para casos de catástrofe natural.

Unos 700 soldados y varios helicópteros estaban preparados para desplegarse en Queensland para evaluar los daños y retirar los escombros, declaró Annastacia Palaszczuk, primera ministra de este Estado, golpeado por varias tormentas y ciclones estos últimos años.



Te puede interesar