Desde Londres (AFP)

Amenazas de muerte a la empresaria que llevó el Brexit a los tribunales

La empresaria que presentó una demanda para frenar la pretensión del gobierno británico de sacar al país de la Unión Europea sin consultar al parlamento denunció a la AFP haber recibido amenazas de muerte.

UE, GB, Brexit, referéndum, justicia
Gina Miller, que presentó una demanda para frenar la pretensión del gobierno británico de salir de la UE sin consultar al parlamento, regresa al Alto Tribunal de Justicia, en Londres, el 13 de octubre de 2016, tras un receso para almorzar - AFP/AFP
Anterior Siguiente

La empresaria que presentó una demanda para frenar la pretensión del gobierno británico de sacar al país de la Unión Europea sin consultar al parlamento denunció a la AFP haber recibido amenazas de muerte.

Gina Miller, cofundadora del fondo de inversiones SCM Private, quiere que el parlamento legisle sobre los términos del Brexit antes de que la primera ministra, Theresa May, invoque el Artículo 50 del Tratado europeo de Lisboa, la puerta de salida de la UE.

Su demanda fue secundada por otros ciudadanos ordinarios y el Alto Tribunal empezó a examinarla el jueves.

Las audiencias se prolongarán hasta el martes que viene y en unas pocas semanas se espera una sentencia.

Si la demanda gana, podría retrasar durante meses el proceso de salida de la UE, pero Miller, de 51 años, niega que pretenda "subvertir" la democracia y anular los resultados del referéndum del 23 de junio, tal y como ha denunciado May.

"No se trata de si nos quedamos o nos vamos, se trata de cómo nos vamos", dijo Miller a la AFP en una entrevista ante el parlamento, un día antes de que el Alto Tribunal empezara a examinar su demanda.

Miller dijo que hay otros empresarios que se oponen a los planes de May, pero no se sumaron a su lucha porque "la gente tiene miedo a dar la cara".

"Yo misma recibí amenazas de muerte... Al parecer mi cabeza tendría que estar en la Puerta de los Traidores", explicó, refiriéndose al arco que atravesaban los presos que ingresaban en la Torre de Londres en el siglo XVI.

"Hubo un boicot a nuestra empresa. Fue bastante nauseabundo. Pero no me dejaré intimidar, porque esto es lo mejor para todo el mundo, tener seguridad legal".

Miller dijo que la seguridad era importante para su negocio, que depende del "pasaporte", como se conoce al instrumento financiero que permite a la City de Londres hacer negocios en otros países de la UE.

Su empresa, creada en 2009, gestiona carteras de inversiones por un total de 100 millones de libras (111 millones de euros, 122 millones de dólares).

- "Se me revolvieron las tripas" -

Las declaraciones de May y sus ministros apuntando a una ruptura con el mercado único europeo para poder cerrar las fronteras a la inmigración han hundido la libra y calentado el debate.

El gobierno afirma que su derecho a gestionar el Brexit como quiera es su "prerrogativa real", un privilegio ejecutivo en política exterior que le permitirá sortear al parlamento.

La empresaria está representada por la firma de abogados Mishcon de Reya, un prestigioso bufete ante cuya sede hubo protestas en julio por asumir este caso.

Miller hizo campañar a favor de la permanencia en la UE y describió su conmoción cuando llegaron los resultados del referéndum del 23 de junio.

"Como a millones de personas, la mañana del 24 se me revolvieron las tripas", manifestó.

"Sabía que no existía un plan... Se asumía que no abandonaríamos (la UE), así que no había plan A, B o C, y eso me inquietó", añadió.

Miller dice que no pelea por su negocio, sino por los derechos parlamentarios.

Si "establecemos el precedente... de que una primera ministra decida qué derechos tenemos y qué no, regresaremos a una dictadura y retrasaremos la democracia 400 años", criticó.




Te puede interesar


Este sitio usa imágenes de Depositphotos