¿Qué es el Verbo?

Es la palabra más importante dentro de las oraciones o expresiones que usamos día a día, en ella se plasma el sentido de la acción de quienes la realizan, en todo espacio y tiempo determinado. A continuación les hablaremos del verbo.



El verbo es la palabra que expresa o denota una acción que realiza el sujeto.

Ejemplo:

  • Víctor estudia ingeniería de sistemas en la Universidad Católica.
  • Cristóbal Colón descubrió América en 1492.
  • Temo que lloverá más tarde en Lima.

El verbo tiene un origen etimológico en el término latín verbum, que significa la descripción de una acción o estado de una persona, animal o cosa.

Esto implica que el verbo es el centro, el núcleo de la oración y que le da el sentido de lo que hace el propio sujeto en ella. El empleo de los verbos dentro de una oración, se llama conjugación, y cuyos tiempos en el cual se realiza la acción son pasado, presente y futuro

Ejemplo:

  • José José cantó en Lima. (Tiempo Pasado).
  • El perro juega con la pelota. (Tiempo Presente).
  • El televisor nuevo llegará en una hora. (Tiempo Futuro).

El verbo puede ser descrito o señalado en voz activa (donde el sujeto realiza la acción), o pasiva (donde el sujeto recibe la acción).

Ejemplo:

  • Yo amo a mi familia (Activo).
  • Mi familia es amada por mi (Pasivo).

Para reconocer el verbo en la oración, es necesario hacer la interrogante al protagonista de la acción, que es el sujeto, con la preguntas ¿qué hizo (hicieron)? ¿qué hace (hacen)? o ¿qué hará (harán?, y al final de cada pregunta, incluyen al sujeto en mención.

Ejemplo:

  • La Selección peruana jugará ante Croacia - ¿Qué hará la Selección peruana? - Jugará ante Croacia.
  • Daniel compuso una canción para su mamá - ¿Qué hizo Daniel? - Compuso una canción para su mamá
  • Los caballos corren en el derby - ¿Qué hacen los caballos? - Corren en el Derby.

Asimismo, el verbo también puede ser usado en el modo infinitivo, que son aquellas palabras que denotan acción, pero no tienen un determinado tiempo, ya sea presente, pasado, o futuro; ni persona, ni número; por lo que necesitan de otros verbos para complementarse, pese a que terminan siempre en 'ar', 'er', e 'ir'.

Ejemplo:

  • Ayer no pude asistir a la conferencia del profesor.
  • Es obligatorio traer el uniforme al colegio.
  • Para aprobar el curso de francés hay que estudiar.

El verbo sufre variaciones denominados accidentes gramaticales, los cuales se distinguen de acuerdo con el tiempo (pasado, presente o futuro); modo (indicativo, subjuntivo, imperativo); número (singular o plurar), persona (primera, segunda y/o tercera), voz (activo y pasivo) y aspecto.