¿Se debe decir doceavo piso o piso doce/duodécimo piso?

Es muy habitual pronunciar estos términos para definir un lugar exácto, un puesto determinado, una posición definida o momentánea, etcétera; sin embargo es necesario emplearlos de forma correcta para evitar confusiones y errores continuos.


 

Debido a la influencia de palabras utilizadas en matemáticas, por los profesionales y conocedores de esta materia, hemos asumido que el significado es similar o parecido al momento de hablar expresiones tales como estamos en el doceavo piso, celebramos el onceavo aniversario de la empresa, ocupó el veinteavo puesto, entre otras; pero en realidad estas expresiones son incorrectas.
 
Para estas situaciones es necesario conocer acerca de los adjetivos numerales, los cuales son aquellos que señalan una cantidad precisa, clasificandose en: 
 
  • Numerales Cardinales
 
Forman la serie natural de números (uno, dos, tres...).
 
En este caso, cuando el adjetivo numeral cardinal uno va delante de un sustantivo, se apocopa a la forma un.
 
  • Numerales Ordinales
 
Añaden idea de orden. No se utilizan mucho y se sustituyen por los cardinales (primero, segundo, tercero...).
 
  • Numerales Múltiplos
 
Expresan multiplicación por la serie natural de los números (doble, triple, cuádruple...).
 
  • Numerales Partitivos
 
Expresan división (medio, tercio, cuarto...).
 
Para aclarar esta duda sobre la correcta expresión de la frase, cabe señalar lo siguiente:
 
Los numerales ordinales se refieren exclusivamente al orden.
 
Ejemplo:
 
Primer clasificado.
Vez primera.
Segunda planta.
Piso décimo.
 
Hay que indicar que a partir del término décimo, tienen poco uso, normalmente se dice por ejemplo, voy al piso catorce y no voy al piso decimocuarto. A partir del trigésimo, el uso es prácticamente inexistente, se cambia solamente por el númeral cardinal.
 
Si vivimos en un edificio demasiado alto y coincidimos con varias personas en el ascensor, es mejor decir voy al piso cuadragésimo. En el caso del empleo de estos términos se dan en el caso de reyes y papas.
 
Ejemplo: Alfonso quinto, Enrique octavo, Juan veintitres
 
No es correcto decir: Alfonso seis, Enrique ocho, Juan vigésimo tercero.
 
Es importante señalar también que pese a su extendido uso, no debemos emplear los supuestos ordinales "decimoprimero y decimosegundo"; mejor digamos respectivamente "undécimo y duodécimo".
 
También es necesario manifestar que los numerales partitivos indican las partes en que se divide la unidad.
 
Ejemplo: Un medio, un tercio, un octavo, un décimo...
 
Luego de décimo, se añade el sufijo "avo" al numeral cardinal.
 
Ejemplo: Onceavo, doceavo, treceavo, catorceavo, quinceavo, veinteavo, noventaiochoavo, mil setecientos diecisieteavo...
 
Nunca se debe utilizar los numerales partitivos como numerales ordinales, por ello no debemos decir:
 
El corredor llegó en quinceavo puesto.
Estamos en el doceavo piso.
 
Esto es porque no hay un puesto para quince personas, ni el piso de un edificio se divide en doce partes.
 
Tampoco es correcto decir:
 
Celebramos el cuarenta y cuatroavo aniversario de la fundación del colegio.
 
Más bien debe decirse así:
 
Celebramos el cuadragésimo cuarto (o mejor aún el cuarenta y cuatro) aniversario de la fundación del colegio.
 
En conclusión, los adjetivos numerales, sean ordinales o partitivos, son los más usados en nuestro medio. Los ordinales tienen relación con el orden y con los números naturales exactos y precisos; en cambio los partitivos tienen relación con las fracciones o partes de un sujeto u objeto que representa la unidad, de forma referencial sin dejar de lado el orden. 
 
Es correcto: Piso doce - Piso duodécimo.
Es Incorrecto: doceavo piso - piso doceavo.
 



Javier de España, el 08/02/2014 - 09:35 AM

Muy interesante