Desde Puebla de Zaragoza (México) (AFP)

Un hipopótamo sin piel ni cabeza fue encontrado en un rancho de México

Inspectores encontraron el cuerpo de un hipopótamo hembra sin cabeza ni piel en un rancho de México días después de que el animal se escapó de su estanque y fue atropellado por un vehículo, según la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa).

México, animales
Un hipopótamo nada en el zoológico de San Diego, California, el 13 de enero de 2015 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Inspectores encontraron el cuerpo de un hipopótamo hembra sin cabeza ni piel en un rancho de México días después de que el animal se escapó de su estanque y fue atropellado por un vehículo, según la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa).

El exótico animal escapó la noche del domingo pasado del Rancho Dolores, situado en Ciudad Serdán, del estado de Puebla (centro), y murió ese mismo día al ser atropellado por una camioneta cuando intentó atravesar una carretera, según testigos.

El cadáver del hipopótamo fue recuperado por los dueños del rancho, donde inspectores de la Profepa "constataron que le hacía falta la cabeza y piel, los cuales fueron enviados a un taxidermista", indicó en un comunicado esa dependencia.

El animal, que no estaba registrado, "se escapó porque los trabajadores del lugar dejaron la puerta principal abierta", indicó la Profepa.

El estanque del rancho tampoco cuenta con una "malla perimetral, lo que facilitó la salida del ejemplar".

El hipopótamo tenía 9 años y llegó al rancho procedente del Circo Rudy Brothers. Dueños de circos mexicanos han buscado nuevas casas para sus animales tras una nueva ley que prohíbe desde 2015 la utilización de animales silvestres en sus espectáculos.

El hipopótamo es una especie que "no necesariamente se encuentran amenazada de extinción, pero podría llegar a estarlo a menos que se controle estrictamente su comercio", advirtió la dependencia, que podría imponer una multa a los dueños del rancho de entre 200 y 200.000 dólares.

Un total de 29 animales silvestres fueron asegurados en ese mismo rancho durante una inspección de la Profepa hecha en abril porque los dueños no contaban con la documentación para demostrar su procedencia legal.

Pero en noviembre pasado los dueños del rancho "cumplieron con la acreditación de los animales, por lo que se está por emitir la resolución correspondiente", añadió la Profepa en su comunicado.

Entre esos animales se encuentran tres camellos, dos avestruces, dos leones africanos, un tigre de bengala y ocho venados.

#México #Animales


Te puede interesar


Quantcast