Desde Madrid (AFP)

Madrid estudia si hubo "errores" en la venta de trenes a Argentina con posible amianto

El Metro de Madrid estudia si hubo irregularidades en la venta a Buenos Aires de vagones sacados de circulación por contener presuntamente amianto, una transacción que, según un medio español, se hizo a sabiendas de la presencia del material cancerígeno.

España, Argentina, desplazamientos, contaminación, salud
Varios pasajeros aguardan a tomar el metro en el andén de una estación de Madrid el 16 de abril de 2017 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

El Metro de Madrid estudia si hubo irregularidades en la venta a Buenos Aires de vagones sacados de circulación por contener presuntamente amianto, una transacción que, según un medio español, se hizo a sabiendas de la presencia del material cancerígeno.

"Metro de Madrid está revisando toda la documentación relativa a la operación de venta de estos trenes, para ver si se ha incurrido en algún error", explicó el jueves a la AFP un portavoz de la empresa pública.

"Hemos pedido certificados a los fabricantes de los trenes para que nos confirmen si hay o no amianto", agregó el portavoz, al señalar que esa información le será transmitida al Subte de Buenos Aires "lo antes posible".

El tren subterráneo de la capital argentina anunció el 20 de febrero la salida de circulación de tres formaciones de trenes modelo CAF 5.000 comprados en 2011 al Metro de Madrid ante la posible presencia de amianto (asbesto) y exigieron explicaciones.

Tanto el Subte como el Metro de Madrid han descartado el riesgo para los pasajeros, ya que, en todo caso, el amianto se encontraría "encapsulado" en pequeños componentes eléctricos fuera del alcance de los usuarios.

"Metro de Madrid estaba al tanto de que los modelos de tren que vendió a Argentina en 2011 contenían amianto", denunció este jueves la radio Cadena Ser, revelando un documento de 2003 en el que la empresa pública reconocía que varias unidades CAF 5000 estaban "afectadas por el amianto".

En 2001, un decreto del gobierno español prohibió "la comercialización (...) de los productos" que contuvieran amianto.

En total, Metro de Madrid vendió 36 vagones por cinco millones de euros al Subte, que los adquirió dentro de un plan de expansión y renovación de la Línea B.

Reiterando que "no hay peligro para viajeros o trabajadores", el portavoz del Metro de Madrid afirmó que "trenes modelo 5.000 circulan ahora mismo" en el sistema de la capital española.




Te puede interesar