Desde Bruselas (AFP)

Los eurodiputados rechazan la propuesta de restricción de importación de transgénicos

La comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo rechazó este martes una propuesta que permitiría a los países de la Unión Europea restringir la importación de alimentos y piensos transgénicos.

UE, agricultura, OGM, medioambiente, parlamento
Un campo de cultivo de soja transgénica en Santa Fe, al noreste de Buenos Aires, en una imagen del 11 de abril de 2012 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

La comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo rechazó este martes una propuesta que permitiría a los países de la Unión Europea restringir la importación de alimentos y piensos transgénicos.

La reforma, propuesta por la Comisión Europea, fue rechazada por 47 votos contra 3 a favor y 5 abstenciones.

El 28 de octubre será sometida al voto del pleno del Parlamento Europeo, que se cree que continuará con la posición de la comisión de Medio Ambiente.

La propuesta rechazada calca la ya adoptada en la primavera (boreal) sobre cultivos transgénicos, que deja a los Estados miembros la libertad de autorizarlos o prohibirlos en sus territorios. De los 28 miembros del bloque, 19 decidieron prohibir el cultivo de organismos genéticamente modificados (OGM).

La Comisión Europea proponía el mismo principio para la importación de alimentos y piensos transgénicos. Sin embargo, los eurodiputados de la comisión de Medio Ambiente consideraron que la propuesta ponía en peligro la libre circulación de mercaderías, uno de los pilares de la UE. Esta preocupación también la manifestaron varios Estados miembros.

"Una mayoría clara de diputados (...) no desea amenazar el mercado interior. La legislación existente debería seguir aplicándose y los Estados miembros deberían endosar sus responsabilidades y tomar la decisión a nivel europeo, en vez de introducir prohibiciones nacionales", declaró el presidente de la comisión, Giovanni La Via (PPE, centro derecha).



El eurodiputado de los Verdes José Bové espera que la Comisión Europea presente una nueva propuesta, considerando que "los diputados indicaron claramente su oposición a un régimen de autorización 'a la carta'".

La federación europea de cerealeros y operadores del sector, COCERAL, celebró en cambio el rechazo de la reforma.

El texto preocupa a países de la UE, diputados u organizaciones de defensa del medio ambiente, pero también a países productores y exportadores de productos agrícolas.

La UE es el primer importador mundial de productos agrícolas. En 2013, el bloque importó por ejemplo 18,5 millones de toneladas de tortas de soja y 13,5 millones de toneladas de granos de soja, esto es, más del 60% de sus necesidades en plantas proteaginosas.

Los tres principales países exportadores de esos productos son Brasil, Argentina y Estados Unidos. El gobierno argentino solicitó, en respuesta a esta propuesta legislativa, que se discuta como "preocupación comercial específica", es decir, como una posible traba técnica al comercio, en una reunión del Comité de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias de la Organización Mundial del Comercio (OMC) este mes, indicaron fuentes con conocimiento del caso.

#Ue #Agricultura #Ogm #Medioambiente #Parlamento


Te puede interesar



Quantcast