Desde Buenos Aires (AFP)

Acuerdo salarial pone fin a conflicto que afectó sector automotor en Argentina

Un acuerdo que contempla un aumento salarial de 66% para el período 2021-2022 y un bono extraordinario puso fin en la madrugada del viernes a un largo conflicto que paralizó la producción de neumáticos y afectó al sector automotor en Argentina, informó una fuente del ministerio de Trabajo.

Argentina, industria, sindicatos, economía, inflación
Un trabajador en la entrada de la fábrica de neumáticos Pirelli durante una manifestación en reclamo de mejoras salariales en Merlo, provincia de Buenos Aires, Argentina, el 29 de septiembre de 2022 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Un acuerdo que contempla un aumento salarial de 66% para el período 2021-2022 y un bono extraordinario puso fin en la madrugada del viernes a un largo conflicto que paralizó la producción de neumáticos y afectó al sector automotor en Argentina, informó una fuente del ministerio de Trabajo.

El Sindicato Único de Trabajadores del Neumático (SUTNA) y las empresas fabricantes en el país sudamericano llegaron a la concordia luego de "un amplio intercambio de opiniones, audiencias y reuniones", lo que "garantiza la paz social y permite que el personal retome la prestación de servicios en sus lugares de trabajo habitual", según el texto suscripto en la cartera laboral y difundido a la prensa.

El acuerdo debe ser aprobado por una asamblea de trabajadores convocada para la tarde de este viernes.

Las partes acordaron un aumento salarial total de 66% para el período julio 2021-julio 2022 (16% más que el convenio ya vigente), más un bono extraordinario por única vez de 100.000 pesos argentinos (unos 650 dólares al cambio del día) para cada empleado. Además fijaron un incremento de los salarios de 63% en cinco tramos hasta julio de 2023.

La discusión salarial entre la patronal Cámara del Neumático y el SUTNA se prolongó por más de 100 días, sin acuerdo, pero la situación se había agravado a partir del fin de semana pasado cuando comenzó una huelga de los 5.600 trabajadores de las empresas fabricantes de neumáticos, entre ellas las dominantes Bridgestone, Pirelli y Fate.

La huelga paralizó la producción de neumáticos en un conflicto gremial que se trasladó a las plantas de Toyota y Ford por carecer del stock necesario.

El ministro de Economía, Sergio Massa, amenazó el miércoles con abrir la importación de neumáticos si no se resolvía el conflicto a la brevedad.

El sindicato reclamaba mejorar sensiblemente la recomposición salarial de 50% prevista en la negociación colectiva vigente para hacer frente a la inflación y cuando se registra una fuerte alza de los precios de los neumáticos y un incremento de la producción por la reactivación industrial.

El costo de vida minorista acumula un aumento de 56,4% hasta agosto en Argentina y el relevamiento de expectativas hecho por el Banco central estima que llegará a más del 90% a finales de año.

"Ambas partes se comprometen a mantener el poder adquisitivo de los salarios del sector", dice un punto del convenio que las compromete a "abstenerse de llevar adelante cualquier tipo de medida que pudiera afectar de cualquier forma la producción".

La industria automotriz argentina creció en 2021 un 69% con respecto a 2020, cuando la pandemia produjo un parate casi absoluto. La producción del año pasado llegó a unas 430.000 unidades.




Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos