Orden jerárquico del Movimiento Pentecostal

El Movimiento Pentecostal es un conjunto evangélico de iglesias y organizaciones cristianas, que se fundamenta en la doctrina del bautismo del Espíritu Santo, y en un acontecimiento denominado Pentecostés, que se relaciona con el descenso del Espíritu Santo sobre los discípulos de Jesucristo.



Este movimiento no tiene una dirigencia mundial, por las diversas creencias y opiniones sobre sus prácticas, doctrinas, normas, liturgia, etc., entre sus distintas organizaciones.

Cada congregación o iglesia, puede trabajar de forma independiente (autónoma) o pertenecer a una organización religiosa, ministerio u apostolado. Sus prácticas, ritos y costumbres dependen de la corriente con la cual se identifique. Las iglesias que forman parte de este movimiento se financian mediante pago de diezmos, primicias y donaciones.

Las iglesias pentecostales tienen dentro de su organización, una serie de cargos o ministerios, cuya cantidad y funciones difieren según la iglesia. Además, el rol de la mujer difiere en algunas situaciones, pues mientras en algunas iglesias pueden ejercer como líderes, en otras esto les está vetado.

William J. Seymour, uno de los fundadores del Movimiento Pentecostal

 

Los cargos son los siguientes:

Pastores:  conocido también como ministro, es el ministerio más numeroso entre los pentecostales, y cumple un rol de liderazgo, al cuidar a los creyentes y atraer a nuevos fieles a la iglesia. Su conducta se supone debe ser intachable de acuerdo con los lineamientos de la iglesia. En algunas iglesias el pastor es la máxima autoridad y quien tiene la última palabra en todas las decisiones. Normalmente son personas con estudios bíblicos dictados por organizaciones religiosas y a veces poseen clasificaciones ministeriales. Los pastores suelen hacer bautizos, predicaciones, y realizar visitas a sus feligreses y enfermos.

Apóstoles: Son aquellos miembros que son misioneros, ellos fundan nuevas iglesias, nombran a sus dirigentes y se dedican a la evangelización de comunidades cristianas emergentes. Son dirigentes considerados elegidos de Dios, y están en lo más alto de la jerarquía.

Profetas: Son voceros espirituales. Según los pentecostales, son portadores de un mensaje de Dios dirigido a la iglesia o al mundo y relacionado con el futuro.

Evangelistas: En la actualidad, los pentecostales sostienen que todos los cristianos deben ser evangelistas, y por tanto predicar el evangelio, tanto en lugares públicos como privados, es decir, que los cristianos deben ser evangelistas, y por tanto predicar el evangelio, tanto en lugares públicos como privados, es así que algunas organizaciones pentecostales han creado credenciales ministeriales para los evangelistas más aptos.

Diáconos: Conforman el cuerpo gobernante de las iglesias pentecostales, en el que ayudan al pastor en la toma de decisiones y velan por la seguridad e infraestructura de su templo, así como también de la parte espiritual de la feligresía. Además, realizan visitas a los enfermos y otros miembros de la congregación. En ocasiones ministran a los creyentes con la imposición de manos, oran por los enfermos, participan en supuestos exorcismos y ministran la Santa Cena.

 Maestros: En algunas iglesias es un ministerio equivalente al de pastor, pero en otras cumplen un rol específico de instrucción bíblica a otros creyentes.