Olivo (Aceitunas)

El olivo es un árbol. Para hacer los medicamentos la gente usa el aceite que se extrae del fruto conocido como aceituna (las semillas y los extractos acuosos) y de las hojas.


Lectura .
Anterior Siguiente

olivas


 

Olivo

El aceite de oliva se usa para curar y tratar:

  • el cáncer de mama
  • el cáncer colorrectal
  • la artritis reumatoide
  • los dolores de cabeza de migraña
  • prevenir un ataque cardiaco o derrame cerebral (enfermedad cardiovascular)
  • el estreñimiento
  • el colesterol alto
  • la presión arterial alta
  • los problemas de los vasos sanguíneos asociados con la diabetes
  • el dolor asociado con las infecciones de los oídos
  • artritis
  • enfermedad de la vesícula biliar
  • el tratamiento de la ictericia
  • el gas intestinal y el meteorismo (la hinchazón del abdomen debido al gas)

Algunas personas usan el aceite de oliva para impulsar el crecimiento de las bacterias en el intestino y como un “limpiador” o “purificador.”

El aceite de oliva se aplica a la piel (uso tópico) para:

  • la cera en los oídos
  • el zumbido de oídos (tinitos)
  • el dolor de oídos
  • las heridas
  • las quemaduras leves
  • la psoriasis
  • las estrías debido al embarazo
  • proteger la piel del daño por la radiación ultravioleta después de la exposición al sol

En los alimentos, el aceite de oliva se utiliza para cocinar y para añilar las ensaladas.

En la industria manufacturera, el aceite de oliva se usa para hacer jabones, emplastos y linimentos comerciales; y para retardar el endurecimiento del cemento dental.

El aceite de oliva se clasifica, en parte, de acuerdo a su contenido de ácido que se mide como ácido oleico libre. El aceite de oliva extra virgen contiene un máximo de 1% de ácido oleico libre, el aceite de oliva virgen contiene 2% y el aceite de oliva común contiene 3.3%. Los aceites de oliva sin refinar que contienen más de 3.3% de ácido oleico libre se consideran “no aptos para el consumo humano.”

El uso del aceite de oliva mezclado con un gas llamado ozono (aceite de oliva ozonado) es promocionado para muchos usos, que van desde picaduras de abejas e insectos hasta infecciones de hongos en la piel y cáncer. La Administración de Alimentos y Drogas (FDA) permite el uso del ozono para matar las bacterias en los alimentos, incluyendo la carne y el pollo, pero la industria de alimentos lo ha adoptado en forma muy lenta. El ozono es extremadamente inestable y debe ser producido en el lugar adonde se necesita usar. Es poco probable que los productos tópicos que afirman contener ozono permanezcan estables durante su transporte. No se ha demostrado clínicamente ningún uso médico del ozono o del aceite de oliva ozonado. Una mejor elección es aplicar agentes antibacterianos a la piel.

La hoja del olivo se usa para el tratamiento de las infecciones virales, bacterianas y otras infecciones que incluyen:

  • la influenza
  • la influenza porcina
  • el resfrío común
  • la meningitis
  • el virus Epstein-Barr (EBV)
  • la encefalitis
  • el herpes
  • el herpes zoster
  • el VIH/ARC/SIDA
  • la hepatitis B
  • la neumonía
  • la fatiga crónica
  • la tuberculosis
  • la gonorrea
  • la fiebre
  • la malaria
  • el dengue
  • el “envenenamiento de la sangre” (infecciones bacterianas en el torrente sanguíneo)
  • la diarrea severa
  • las infecciones en los dientes
  • los oídos
  • el tracto urinario
  • para las infecciones después de una cirugía
  • la presión arterial alta
  • la diabetes
  • la fiebre del heno
  • para mejorar el funcionamiento de los riñones y de la digestión
  • aumentar el flujo de orina

Los extractos acuosos de la pulpa del fruto del olivo se usan para:

  • la artritis reumatoide
  • la osteoartritis


Precauciones de uso

El aceite de oliva probablemente es seguro cuando se toma por vía oral o se aplica a la piel de manera apropiada. El aceite de oliva se puede usar con seguridad cuando equivale al 14% de las calorías totales diarias. Esto equivale a alrededor de 2 cucharadas (28 gramos) al día.

El aceite de oliva por vía oral es bien tolerado. Cuando se aplica a la piel se han reportado casos de respuesta de hipersensibilidad retardada y dermatitis por contacto.

No hay suficiente información confiable sobre la seguridad del uso de la hoja de olivo, pero en los estudios clínicos que se han hecho hasta el momento, tanto la hoja de olivo como la pulpa del fruto no han estado asociadas con efectos secundarios significativos.

Los árboles de olivo producen polen que en algunas personas puede producir alergia estacional.

Fuente: [MedlinePlus]

 




Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos