Constitución Política del Perú (1920)

La promulgación de esta constitución se llevó a acabo el 18 de enero de 1920, por el presidente Leguia desde la Casa Municipal durante el 385avo. Aniversario de la Fundación de Lima. Rigió hasta el 9 de abril de 1933.


 

constitucion-1920

 


 

 

Constitución para la República del Perú

Dictada por la Asamblea Nacional de 1919 y promulgada el 18 de Enero de 1920


AUGUSTO B. LEGUIA,
PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LA REPÚBLICA
 

Por cuanto:

La Asamblea Nacional, en uso de las facultades constituyentes que le confirió el pueblo soberano para integrar y concordar las reformas sancionadas por el plebiscito invocando los sagrados nombres de Dios y de la Patria, ha dado la siguiente:

 

CONSTITUCIÓN PARA LA REPÚBLICA DEL PERÚ

TITULO I

DE LA NACIÓN Y DEL ESTADO



Art. 1o.- La Nación peruana es la asociación política de todos los peruanos.

Art. 2o.- La Nación es libre es independiente y no puede celebrar pacto que se oponga a su independencia o integridad o que afecte de algún modo su soberanía.

Art. 3o.- La soberanía reside en la Nación, y su ejercicio se encomienda a los funcionarios que esta
Constitución establece.

Art. 4o.- El Estado tiene por fin mantener la independencia e integridad de la Nación; garantizar la libertad y los derechos de los habitantes; conservar el orden público y atender el progreso moral e intelectual, material y económico del país.

Art. 5o.- La Nación profesa la Religión Católica, Apostólica, Romana. EL Estado las protege.
 


TITULO II

GARANTÍAS NACIONALES


Art. 6o.- En la República no se reconocen empleos ni privilegios hereditarios ni fueros personales.

Art. 7o.- No pueden crearse, modificarse ni suprimirse contribuciones sino en virtud de una ley y para el servicio público.

Sólo la ley puede exonerar en todo en parte del pago de los impuestos; pero nunca por razón de las personas.

Art. 8o.- La contribución sobre la renta será progresiva.

Art. 9o.- La ley determinará las entradas y los gastos de la Nación.

De cualquiera cantidad cobrada o invertida contra la ley será responsable el que ordene la exacción o el gasto indebido. También lo será el ejecutor ni no prueba su inculpabilidad.

La publicación inmediata de los presupuestos y de las cuentas de gastos de los Poderes Públicos y de todas sus secciones y dependencias, es obligatoria bajo responsabilidad de los infractores.

Art. 10o.- La Constitución garantiza el pago de la deuda pública.

Toda obligación del Estado contraída conforme a ley es inviolable.

Art. 11o.- No podrá crearse moneda fiduciaria de curso forzoso, salvo el caso de guerra nacional.

Únicamente el Estado podrá acuñar moneda nacional.

Art. 12o.- Nadie podrá gozar más de un sueldo o emolumento del Estado sea cual fuese el empleo o función que ejerza.

Los sueldos o emolumentos pagaderos por instituciones locales o por sociedades dependientes en cualquiera forma del Gobierno, están incluidos en la prohibición.

Art. 13o.- Son nulos los actos de los que usurpan funciones públicas, y los empleos conferidos sin los requisitos establecidos por esta Constitución y por las leyes.

Art. 14o.- Todo el que ejerce cualquier cargo público es directa e inmediatamente responsable por los actos que practique en el ejercicio de sus funciones.

La ley determinará el modo de hacer efectiva esta responsabilidad.

Los Fiscales están obligados a exigir el cumplimiento de lo dispuesto en este artículo.

Art. 15o.- Nadie podrá ejercer las funciones públicas designadas en esta Constitución si no jura cumplirla.

Art. 16o.- Todo peruano podrá entablar reclamaciones ante el Congreso, ante el Poder Ejecutivo o ante cualquier autoridad competente por infracciones de esta Constitución.

Art. 17o.- Las leyes protegen y obligan igualmente a todos.
Podrán establecerse leyes especiales porque lo requiera la naturaleza de las cosas, pero no por la diferencia de personas.

Art. 18o.- Todos se hallan sometidos a las leyes penales y a las que resguardan el orden y la seguridad de la Nación, la vida de los habitantes y la higiene pública.

Art. 19o.- Nadie está obligado a hacer lo que no manda la ley, ni impedido a hacer lo que ella no prohíbe.

Art. 20o.- Ninguna ley tiene fuerza ni efecto retroactivo.

Art. 21o.- La ley protege el honor y la vida contra toda injusta agresión y no puede imponer la pena de muerte sino por el crimen de homicidio calificado y por el de traición a la Patria, en los casos que determine la ley.
 

Continuar leyendo aquí la Constitución Política del Perú de 1920
 




hUGO de Peru, el 23/05/2011 - 07:52 PM

Mi inculto y no escribo tu nombre porque creo que hasta lo has escrito mal espero que no seas peruano porque eres una verguenza y averigua si su nombre se escbibe con z al final alez !!!!1


alez de Lima/Perú, el 05/11/2010 - 11:15 AM

mmm... bueno amigos mios no me pareció muy importante tu información, porque en realidad no me servia para nada... !!