Óscar R. Benavides

Oscar R. Benavides fue un militar y político peruano, presidente de la República en dos oportunidades (de 1914 a 1915 y de 1933 a 1939).


Lectura .
Anterior Siguiente

abc



Óscar Raimundo Benavides Larrea nació en Lima el 15 de marzo de 1876. Fue hijo de José Miguel Benavides, sargento mayor de la Guardia Nacional, y de Erfilia Larrea. Inició sus estudios en el Colegio Nacional Nuestra Señora de Guadalupe en 1884, aunque los vio interrumpidos por la Guerra con Chile.

En 1890, se matriculó a la Escuela Militar en calidad de cadete y fue espada de honor de su promoción, además de su reconocimiento como subteniente de artillería en 1894. Posteriormente, ingresó a la brigada de artillería del  ''Dos de Mayo'' del cuartel de Bellavista.

Cursó estudios en la Escuela Superior de Guerra, dirigida por la misión francesa encabezada por Paul Clement, y simultáneamente cursó matemáticas en la Facultad de Ciencias de la Universidad de San Marcos. En 1906, contando con 30 años de edad, se graduó de Sargento Mayor con las más altas calificaciones.

Completó su servicio militar en Europa. En 1907 el gobierno lo envió a Francia, en donde participó en maniobras con el ejército francés. La República Francesa lo distinguió con la Cruz de la Legión de Honor. Aprovechó su estancia en Europa para gestionar la compra de armamentos en Austria y Alemania (1910).

 A su regreso al país, Benavides fue designado comandante del Batallón de Infantería Nº 9 en Chiclayo. con el fin de defender la soberanía nacional ante una posible invasión de Colombia. En julio de 1911 derrotó en Caquetá a las tropas del país del norte.

abc

Primer Gobierno:

En 1913 el presidente Guillermo Billinghurst lo nombró jefe de Estado Mayor, pero poco después fue destituido por negarse a participar en la disolución del Congreso, ordenada por el propio presidente. El 4 de febrero de 1914 comandó el golpe de Estado que derrocó a Billinghurst; encabezó primero una junta militar, para actuar luego como presidente provisorio hasta 1915. Desde su presidencia militar, trató de imponer orden a las graves turbulencias sociales que vivía el país, pero la presión política de sus adversarios hizo que la Junta abandonase el poder después de que José Pardo y Barreda fuese elegido presidente por sufragio.

Con la toma de poder de Pardo y Barreda el 18 de agosto de 1915, Óscar Benavides fue comisionado para diversas misiones diplomáticas en Europa, ya que se le creía un hombre peligroso para la estabilidad del nuevo gobierno. Fue enviado a Francia como observador de la Gran Guerra, que se hallaba entonces en su punto culminante. Al año siguiente ejerció como ministro plenipotenciario en España, renunciando tres años después. Más tarde fue nombrado embajador en España y luego en Italia.

Cuando Augusto B. Leguía llegó a ser presidente del Perú tras un golpe de estado contra Pardo, Benavides dejó su puesto en Roma y regresó a Lima. Leguía temía que Benavides organice una revuelta y lo hizo arrestar junto a otros 25 ciudadanos, embarcándolos a Australia. Un motín comandado por Benavides capturó el barco y cambió la ruta hacia Costa Rica, desde donde Benavides se trasladó a Panamá y luego a Guayaquil donde restableció contactos con los elementos opositores a Leguía. La esperada revolución que debía estallar en el Perú no sucedió y entonces, el 2 de noviembre de 1927, Benavides se embarcó rumbo a Francia, llegando el día 14 a Niza, donde se reunió con su familia.

El 22 de agosto, el teniente coronel Luis Miguel Sánchez Cerro inició una revolución en Arequipa, que derivó en la renuncia a la presidencia de Leguía. Sánchez Cerro fue investido como Presidente Provisional. El 3 de octubre de 1930 Benavides fue nombrado Embajador Extraordinario y Ministro Plenipotenciario en España y, en 1932, en Inglaterra.

El gobierno ya constitucional de Sánchez Cerro llamó a Benavides y lo nombró general en jefe del Consejo Nacional de Defensa (27 de marzo de 1932) encargado de las fuerzas peruanas en vista de un renovado conflicto armado con Colombia. El 31 de marzo, Benavides fue promovido al grado de general de división.

 

abc

 

Segundo Gobierno:

Sánchez Cerro fue asesinado el 30 de abril de 1933. Para evitar los desórdenes, el Congreso Constituyente confirió a Benavides el mandato presidencial hasta concluir el mandato de su predecesor, o sea hasta 1936.

Tras el asesinato de Sánchez Cerro en 1933, Óscar Benavides y la Junta de Gobierno Militar optaron por ofrecer garantías para unas elecciones libres a cambio de que cesasen las hostilidades. De esta forma, Óscar Benavides se convirtió de nuevo en presidente de Perú, pero esta vez presidente constitucional, al ser elegido por el Congreso Constituyente e investido el 30 de abril de 1933.

La inestabilidad social y el estancamiento de las importaciones peruanas, motivado por la grave crisis económica desde el crack de la bolsa norteamericana de 1929, fueron los grandes enemigos del gobierno de Óscar Benavides. Convocó elecciones generales en 1936, pero ante la aparente victoria del APRA decidió anular los comicios y permanecer en el gobierno hasta 1939. El 8 de diciembre de 1939 fue sustituido en la presidencia por Manuel Prado y Ugarteche.

Entre sus obras destacan:

  • Se reabrió en 1935 la Universidad de San Marcos, que había sido clausurada por Sánchez Cerro.
  • Se promulgó el Código Civil de 1936, que reemplazó al que regía desde 1852. En ella se reconoció por primera vez el divorcio.
  • Se construyó la carretera Central que atraviesa los Andes al Este de Lima hacia la selva amazónica, llegando hasta Tingo María.
  • Se construyó el tramo peruano de la carretera Panamericana, logrando unir las secciones de ese camino en el Ecuador, el Perú y Chile.
  • Se promovió el turismo y se planeó la construcción de Hoteles de Turistas en las principales ciudades.
  • Se creó el Ministerio de Salud Pública, Trabajo y Asistencia Social, que fue separado del de Fomento. Como dependencia de este ministerio se creó la Dirección de Asuntos Indígenas.
  • Se creó el Ministerio de Educación Pública, separado del de Justicia, Prisiones, Culto y Beneficencia.
  • Se construyeron barrios y comedores para los trabajadores y sus familias.
  • Se instituyó el Seguro Social Obligatorio para Obreros.


En 1940 Benavides fue galardonado con el bastón de mariscal del Perú. Más tarde volvió a la diplomacia, como embajador en España y en Argentina. Desde Buenos Aires tuvo un importante papel en las negociaciones que culminaron en el Protocolo de Río de Janeiro y que zanjaron el viejo litigio fronterizo con el Ecuador. De regreso en 1944, y a punto de concluir el mandato de Prado, fue uno de los impulsores del Frente Democrático Nacional, que nucleaba al APRA y otros partidos.

Falleció en Lima el 2 de julio de 1945.

 





Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos