La sexualidad en las personas cardíacas

La sexualidad no debería verse afectadas en personas que padecen ciertas enfermedades, pero cuando se trata del corazón u otro órgano vital, pueden llegar a comprometerse y por lo tanto, es lo mejor tomar algunas precauciones para no lamentar consecuencia alguna.

Temas | Sexualidad


Cuando existe una falla cardiaca, la persona piensa que el mundo termina ahí, aunque la realidad, es que esta dolencia no perjudica el estilo de vida, ni hace que las actividades que sean del agrado del mismo, se deban dejar depracticar, incluyendo las relaciones sexuales.  El infarto durante el sexo, es quizás uno de los más grandes temores en el hombre, a pesar de que la probabilidad que esto ocurra es mínima.

Una persona que padece de problemas del corazón, no deben de temer a bajar su performance sexual a raíz de este transtorno. El sexo se puede vivir con la misma intesidad que antes, aún es bueno tomar algunos recaudos en la vida cotidiana para que la afección no se convierta en una patología severa.

El tabaquismo, el consumo de sal, el estrés y la herencia que se lleva en el ADN, son algunos motivos que pueden generar ciertas enfermedades cardiácas en las personas, y para quienes tengan transtornos semejantes, un buen tratamiento hará que las actividades físicas se desarrollen con suma normalidad.

Estas personas tienen prohibido el uso de algunas sustancias que les permita incrementar la potencia sexual, pues su uso para la excitación sexual aumenta el riesgo de infarto. Cuando se llega a una edad determinada, varios hombres deciden por emplear el viagra para responder en la intimidad. Sin embargo, esta comprobado que el uso de estos fármacos, puede llegar a traer consecuencias fatales en quienes tienen transtornos coronarios. Y es que, muchas personas han muerto durante el acto sexual por el consumo excesivo de esta mencionada sustancia, pues desconocían sus patologías cardíacas, o simplemente consideraron que algo así no podría afectar su salud.

De esta manera, es necesario llevar un control estricto bajo cuidado médico, a pesar de que quien sufre de algo así no llegue hasta el punto de consumir estos medicamentos. Con el cuidado que se debe de dar, no hay motivo alguno para temer por la salud y que ésta no se vea involucrada con la performance sexual.

Es recomendable por ejemplo, una ergometría, que es una prueba de diagnóstico que consiste en realizar un electrocardiograma durante un esfuerzo controlado. Esto, revelará que esfuerzos se puede o no hacer. Si la persona logra subir dos pisos por escalera o caminar 10 cuadras en 15 minutos, no habrá problema alguno durante el acto sexual.

El bajar el nivel de estrés es también un factor fundamental y en este sentido, tener sexo asegura un relax que ninguna otra cosa brinda. De este modo, cae por tierra el mito de que si el corazón falla, la sexualidad de la persona, también.