La interconsulta a endocrinología en salud ocupacional

¿Porqué pasar una consulta en la especialidad de endocrinología?, ¿de qué se trata esta especialidad?, ¿es sólo para que me pongan un sello o una firma?, ¿es necesaria?, estas y otras dudas aparecen cuando en el informe de salud ocupacional surge una observación y envían al trabajador a pasar consulta con un endocrinólogo para que pueda acceder a un trabajo. Trataremos este punto en seguida.

DePeru.com | 818 lecturas.


Autor del Artículo

Dra. Martha Paola Arellano
Médico Endocrinólogo
36247 - 24251



Para comenzar las evaluaciones por salud ocupacional se han vuelto una exigencia cuando una persona va a iniciar un trabajo en una empresa grande sobre todo si se trata de una empresa minera en Perú y el trabajador tendrá que viajar a varios miles de metros sobre el nivel del mar.

Por lo general, la información que recibe es que tiene que acudir a un médico especialista en endocrinología para que le ponga un sello o una firma en el formato que le entregan y así pueda empezar su trabajo, entonces las personas consultan en las diferentes clínicas y consultorios médicos sobre la disponibilidad de un especialista y cuando reciben la noticia que deben separar un turno para consulta médica preguntan ¿porqué consulta médica si solo necesito un sello y una firma? Lo que no se le explica al trabajador es que es un proceso más allá de un simple sello, el trabajador acude a una interconsulta (una interconsulta es definida como el proceso de remitir a un paciente a un médico de otra especialidad para su diagnóstico, tratamiento y/o rehabilitación) porque tiene un problema de salud que debe ser evaluado por un médico especialista.

La endocrinología es una especialidad médica que trata problemas relacionados con hormonas y metabolismo (prediabetes, diabetes, sobrepeso, obesidad, alteraciones del perfil del colesterol conocidas como dislipidemias, enfermedades de la glándula tiroides, entre otras). Los pacientes referidos para interconsulta por esta especialidad suelen tener observaciones como sobrepeso u obesidad, algún hallazgo de dislipidemia o un valor de glicemia por encima del rango normal (70 a 100 mg/dl en ayunas). Y es que desde hace varios años se ha determinado que personas con estas condiciones tienen mayor riesgo de hacer algún evento cardiovascular o cerebrovascular como por ejemplo infartos al corazón o infartos cerebrales, de ahí la precaución que tomen las empresas sobre todo cuando se trata de un trabajo que implica esfuerzo físico o cambios bruscos en las condiciones ambientales como el desplazarse a zonas altas.

En la consulta endocrinológica, el médico deberá tomar los datos del paciente y desarrollar la historia clínica en busca de antecedentes familiares y personales que signifiquen factores de riesgo, se señalarán otras enfermedades concomitantes, el uso de medicación previa, hallazgos previos similares a los que trae a la consulta, tratamientos previos si los hubiera habido; se evaluarán hábitos como tabaquismo, actividad física o sedentarismo, hábitos alimentarios, etc. Luego se realizará y registrará el examen físico: Talla, peso, presión arterial, pulso, circunferencia de cintura básicamente y evaluación por aparatos y sistemas de ser necesario. Con estos datos el médico debe corroborar el diagnóstico e indicar un tratamiento sea de directivas higiénico-dietéticas simplemente o fármacos si lo considera necesario y establecer si el paciente requiere un control posterior.

Finalmente, el médico especialista pasará a registrar según su criterio y hallazgos si el paciente está apto para el trabajo al que se le designará, si la condición médica que trae le permite realizar el trabajo y firmará y sellará el formato que trae consigo el paciente.

El paciente además deberá solicitar una receta con la medicación y/o las indicaciones que el médico considere pertinentes y adjuntarlas al presentar el formato finalmente a la empresa de salud ocupacional.

Como podemos ver, no es un trámite sencillo, es más que una simple firma o sello. Es una evaluación completa, que además debe servir al paciente para poder absolver dudas sobre su salud y es una buena oportunidad para recibir una orientación sobre factores de riesgo cardiovascular y recomendaciones de hábitos saludables.


Otros Artículos del autor »