Desde Buenos Aires (AFP)

Argentina se enfrenta de nuevo a los vencimientos de su deuda externa

Apenas nueve meses después de haber cerrado una reestructuración de 66.000 millones de dólares de deuda con bonistas en el exterior, Argentina se enfrenta de nuevo a vencimientos acuciantes de sus acreencias, ahora con el Club de París y con el Fondo Monetario Internacional.

Argentina, deuda
Foto de archivo tomada el 12 de mayo de 2021, del presidente de Argentina, Alberto Fernández, en una declaración a la prensa junto con su colega francés, Emmanuel Macron (fuera de cuadro), tras su almuerzo en el Palacio del Elíseo, en París. - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Apenas nueve meses después de haber cerrado una reestructuración de 66.000 millones de dólares de deuda con bonistas en el exterior, Argentina se enfrenta de nuevo a vencimientos acuciantes de sus acreencias, ahora con el Club de París y con el Fondo Monetario Internacional.

El lunes Argentina debe cancelar unos 2.500 millones de dólares al Club de París, aunque tendrá 60 días de gracia para concretar el pago sin caer en default. Se trata del último tramo de una deuda que se había renegociado en 2014.

"Es el vencimiento más relevante del año. Es difícil que el gobierno llegue a un acuerdo antes del lunes y probablemente se utilice el periodo de gracia para seguir negociando", consideró el economista Joaquín Waldman, de la consultora Ecolatina.

En busca de un alivio, el presidente de centro-izquierda Alberto Fernández cumplió hace dos semanas una gira por Portugal, España, Francia e Italia, en la que obtuvo declaraciones de respaldo de sus gobernantes a sus negociaciones por alivianar la carga del pasivo.

noticia
Vista general de una céntrica avenida bonaerense durante el primer día de un confinamiento impuesto por el gobierno argentino debido a la pandemia de coronavirus, en Buenos Aires, el 22 de mayo de 2021. (AFP/AFP)

También fue recibido por su compatriota el papa Francisco y pudo reunirse en Roma por primera vez en persona con la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, quien calificó el encuentro de "constructivo". Esta semana sostuvo una entrevista virtual con la canciller alemana, Ángela Merkel.

El desafío ahora es transformar esas declaraciones en actos concretos que eviten la caída de Argentina en un nuevo default.

"Se busca una reestructuración de la deuda sin las penalidades que tiene el contrato. Pero eso requiere, si no un nuevo acuerdo con el FMI, al menos 'algo' con el FMI", explicó la economista Marina Dal Poggeto, de la firma EcoGo.

Al asumir la Presidencia en diciembre de 2019, Fernández renunció a los tramos pendientes del crédito que había suscrito Argentina durante el gobierno de su antecesor Mauricio Macri por unos 57.000 millones de dólares. De ese monto, Argentina alcanzó a recibir unos 44.000 millones.

En reemplazo de ese programa, el gobierno ha planteado suscribir un acuerdo de facilidades extendidas.

- Pagos cumplidos -

Fernández ha enfatizado que su gobierno hará todos los esfuerzos para no incurrir en cesación de pagos, un fantasma que persigue a este país que en 2001 declaró el mayor default de la historia.

Luego de su gira, ha querido mostrarse optimista. "Hay un vencimiento con el Club de París que creo vamos a poder prorrogar en obligación del pago. Hablé con (el presidente francés Emmanuel) Macron y como estamos encaminando las conversaciones con el Fondo creo que no vamos a tener problemas. Lo vamos a lograr", declaró el mandatario hace pocos días a CNN.

Hasta ahora, Argentina ha cumplido con los pagos al FMI: 300 millones de dólares en intereses en febrero y otros 300 millones en mayo. Este año le quedan pendientes intereses por 350 millones de dólares en agosto y 400 millones en noviembre. Además hay vencimientos de capital por 1.900 millones de dólares en septiembre y 1.900 millones más en diciembre.

"Los pagos al Fondo se vienen realizando sin mayores inconvenientes. El Banco Central ha comprado y acumulado reservas", indicó Waldman, al calcular en alrededor de 7.300 millones de dólares las reservas netas, sobre un total de casi 42.000 millones.

"Entendemos que esas reservas podrían usarse para honrar los dos pagos de interés que restan en el año y el primer pago de capital también. Quizás antes del segundo (vencimiento) haya un acuerdo", estimó.

- Elecciones -

Pero las negociaciones con el FMI se ven complicadas por las elecciones parlamentarias de medio término que se celebrarán en octubre, en momentos en que el gobierno se ve desgastado por la crisis económica, con la pobreza y la inflación al alza, y el país se halla en el peor momento de la pandemia del covid-19, por la que han muerto más de 76.000 personas.

"Un acuerdo de facilidades extendidas incluye definiciones que, a mi juicio, no se van a poder tomar en plena campaña electoral", refirió Dal Poggeto.

"Creo que fue un error garrafal que no haya habido transición entre los gobiernos en 2019, que se haya caído el programa con el FMI y no se haya intentado resolverlo rápido. Creo que fue otro error gravísimo no haber negociado con el Fondo antes de reestructurar la deuda privada", dijo la economista, al destacar la fuerte concentración de vencimientos que encara el país.

Además de los cerca de 5.000 millones de dólares que deben pagarse este año al FMI, Argentina tendrá vencimientos por casi 40.000 millones de dólares entre 2022 y 2023, una cifra inabordable para este país que atraviesa su tercer año de recesión y se encuentra excluido del mercado de capitales.





Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos