fotonoticia

Rose Plaatjies, conectada a un respirador por culpa de la exposición al polvo, el 14 de diciembre de 2017 en su casa en Grootvlei, en Snake Park, un suburbio al borde de las montañas de residuos mineros de Soweto, en Johannesburgo

Anterior Siguiente
  • FotoNoticia

    Un hombre cuida de unos animales en Grootvlei, Snake Park, un suburbio al pie de las montanas de residuos mineros de Soweto, en Johannesburgo, el 14 de diciembre de 2017

  • Foto Noticia

    Rose Plaatjies, conectada a un respirador por culpa de la exposición al polvo, el 14 de diciembre de 2017 en su casa en Grootvlei, en Snake Park, un suburbio al borde de las montañas de residuos mineros de Soweto, en Johannesburgo

  • FotoNoticia

    Una casa en Grootvlei, en Snake Park, un suburbio al pie de las montanas de residuos mineros de Soweto, en Johannesburgo, en una imagen del 14 de diciembre de 2017

noticia

Arsénico, plomo, uranio... En Johannesburgo, decenas de miles de sudafricanos viven al pie de montañas de residuos mineros, vestigios de la explotación aurífera que enriqueció el país pero amenaza ahora la salud de los habitantes de los "townships".

#Sudáfrica #Minería #Salud #Medioambiente