Errores típicos de ortografía

Estas son algunas palabras cuya ortografía siempre ofrece dudas. Su dificultad radica en que pueden ser homófonas (igual sonido), parónimas (similar escritura) o pronunciación. También pueden escribirse juntas o separadas, con distinto significado en cada caso.


 

hay, del verbo haber. Hay un libro ahí.
ahí, adverbio de lugar. Lo he visto ahí.

hecho, del verbo hacer. Lo he hecho bien. Ya está hecho.
echo, del verbo echar. Échalo ahí. He echado la carta al buzón.

hojear, pasar las hojas. Hojear el libro, no es leerlo.
ojear, echar un vistazo, mirar. Ojéalo y dime si te gusta.

mediodía, las 12 de la mañana.
medio día, la mitad de un día. Me llevó medio día terminarlo.

porque, conjunción empleada en oraciones afirmativas/negativas. ¿Por qué saliste? Porque era la hora.
por que equivale a por el/la que y sus plurales. Ese es el motivo por (el) que decidió no ir.
el porqué va siempre precedido del artículo el. Si me dices el porqué, lo entendería
por qué equivale a por qué razón y se utiliza en preguntas, exclamaciones o en oraciones con valor de pregunta o exclamación. ¿Por qué lo preguntas? No sé por qué.

porvenir, futuro. Estudia para tener un buen porvenir.
por venir, que vendrá. Está por venir.

quienquiera, pronombre indefinido, la persona que sea. Quienquiera que sea, no abriré.
quien quiera, pronombre más el verbo querer. Dáselo a quien quiera aprovecharlo.

raya, línea. Siempre está haciendo rayas.
ralla, desmenuzar. Cuando ralla el pan, lo ensucia todo.

sinfín, gran cantidad. Planearon un sinfín de cosas.
sin fin, que no tiene final. Parecía una cinta sin fin.

sino, conjunción que expresa una contraposición entre dos términos. No quiero éso, sino aquéllo.
si no, expresa una condición negativa. Equivale a decir en el caso de que no. Por ejemplo: Si lo sabes hacer, hazlo; si no, otro lo hará.

sinsabor, disgusto. Últimamente todo son sinsabores.
sin sabor, soso o insípido. El guisado ha salido sin sabor.

también, indica afirmación. Ella lo compra, yo también.
tan bien, expresa una comparación positiva. Pintó el cuadro tan bien, que parecía el original.

tampoco, indica negación. Ella no lo quiere, tampoco yo.
tan poco, poca cantidad. No sé como lo hace, pero gasta tan poco dinero.

vaya, del verbo ir. También interjección. ¡Vaya, qué bien ha salido! Cuando vaya a la cocina, avísame.
valla, pared metálica o similar. Separan los terrenos colindantes con una valla.