Los casos de dopaje en los Mundiales

El Mundial de Fútbol, es una fiesta, pero también tiene su lado oscuro. Los casos de dopaje también han sido noticia en algunos pasajes de la historia de la Copa del Mundo, siendo el más comentado el de Diego Armando Maradona en 1994.


Por: Daniel Brown Mansilla (DePeru.com)

  • Ernst Jean-Joseph (Haití – Alemania 1974)

El Mundial de 1974 tuvo como protagonista de oro a Holanda, pero como campeón a la local Alemania. Sin embargo, el certamen de ese año se vio empañado por el caso de dopaje del jugador haitiano Ernst Jean-Joseph, quien fue el primer protagonista de esta negra página de la historia de los Mundiales.

Joseph dio positivo por efedrina en el partido ante Polonia, Como no existía todavia una reglamentación sobre el dopaje no fue sancionado. Aunque dos días después, el dictador de Haití Papa Doc Duvalier determinó la expulsión del jugador de la concentración, tanto así que en pleno camino al aeropuerto fue golpeado por la guardia pretoriana del dictador. Al llegar a su país fue condenado a dos años de prisión clandestina.

  • Willy Johnstone (Escocia – Argentina 1978)

Las sospechas en 1978 no solo fueron atribuidas al extraño título de Argentina, a cuyo plantel entero se les acusó de un doping masivo. A pesar de esas acusaciones, el único caso confirmado de dopaje es el del jugador escocés Willy Johnstone.

El atacante consumió fencafeina, una sustancia que producía un estímulo en la motricidad física. No sólo lo expulsaron del certamen, sino que no pudo nunca más representar a su país ya que la Federación Escocesa de Fútbol decidió suspenderlo a perpetuidad.

  • Ramón Caldere (España – México 1986)

Diego Maradona conmovió al mundo con ‘La Mano de Dios’ y ‘El mejor gol en la historia de los Mundiales’. Pero el español Ramón Caldere también fue el centro de atención durante el Mundial de 1986, no por su talento sino por consumo de sustancias prohibidas.

Caldere, ex jugador de Barcelona y Real Betis, tomó un medicamento recomendado por su médico para combatir una diarrea. Fue sumareado pero la sanción fue de un partido y continuó jugando el Mundial como si nada hubiese pasado.

  • Diego Armando Maradona (Argentina – Estados Unidos 1994)

Toda la Argentina depositó en el ‘Diez’ sus esperanzas de volver al primer plano del fútbol. Pero no fue así. El símbolo albiceleste ya había pasado por una situación similar en Italia mientras jugaba por en Nápoles y fue suspendido por la FIFA, lo que le costó varios meses sin tocar el balón por culpa de su reconocida adicción a las drogas.

Diego había sido un aliciente importante en la sufrida clasificación argentina al Mundial de 1994. Luego de dos partidos importantes ante Grecia y Nigeria, precisamente ante el cuadro africano llegó lo fatal. Fue ‘sorteado’ para el control antidopaje posterior al partido y al ser encontrado positivo, la suspensión se hizo inminente: Expulsión del torneo y 15 meses de inactividad. Nunca más pudo volver a jugar con la camiseta celeste y blanca argentina, una auténtica condena no sólo para su vida, sino para su país.