Los Reyes sin corona de los Mundiales

En los Mundiales siempre ha habido un campeón. Pero también ha habido equipos que ‘merecían’ llevarse el trofeo a casa, y solo se tuvieron que contentar con un subcampeonato o un lugar entre los semifinalistas. En todo certamen hay un ‘campeón moral’ que siempre estuvo por encima del ‘campeón real’, que es el que finalmente va a las estadísticas de la FIFA como el mejor del Mundial.


Por: Daniel Brown Mansilla

(DePeru.com)

Suiza 1954 – Hungría

En el Mundial de 1954, si hay un equipo que tenía que levantar el trofeo ‘Jules Rimet’ en la final del  04 de julio, ese debió ser Hungría. Conocidos como los ‘’ Mágicos Magyares’’, los húngaros llegaron a Suiza precedidos de una fama más que importante.

Antes de ese Mundial, dio prueba de su poderío goleando  6-3 a Inglaterra en el propio estadio de ‘Wembley’ el 25 de noviembre de 1953. Al año siguiente, en Budapest, volvieron a golear a los ingleses, pero ahora por 7-1. En total, antes de la Copa del Mundo de 1954, el equipo húngaro registró un invicto de 33 partidos.

Ese récord se rompió en la final de Berna ante Alemania, perdiendo el título y ganándose el rótulo de ‘Campeón sin Corona’, pues previo al Mundial, era el favorito de muchos para hacerse con el trofeo por ser el mejor equipo del planeta en esos años.

Alemania 1974 – Holanda

Si Hungría merecía ganar en 1954, Holanda también tuvo ese merecimiento en 1974. Liderados por el gran Johan Cruyff, la ya denominada ‘Naranja Mecánica’ irrumpió en Alemania con su ‘Fútbol Total’. El entrenador era Rinus Michels y tras ser primeros de grupo por delante de Suecia, Bulgaria y Uruguay  pasaron al siguiente grupo. Allí se enfrentaron primero a Argentina,  al que ganaron por 4 a 0, a Alemania Democrática, a la que ganaron por 2 a 0 y por último a Brasil, ante la que obtuvieron el mismo resultado.

En la final ante Alemania Federal anotaron de penal el primer gol apenas al minuto de juego y el título parecía en el bolsillo. Pero los goles de Breitner y Muller tiraron por la borda el sueño holandés y Cruyff no pudo levantar la Copa Mundial de la FIFA.

España 1982 – Brasil

Es difícil responder a la pregunta ¿Cuál fue la mejor expresión de Brasil en los Mundiales? Muchos consideran la de 1970, o la de 1958, en ambos casos, resultando campeones. Pero hay un gran número de hinchas que consideran al equipo de España 1982 como uno de los mejores de su historia.

El Brasil de 1982 era para muchos una gran expresión de arte. Si bien no ganó la Copa y fue eliminado por Italia en las semifinales, dejó más que una imagen grata para el fanático del fútbol.

Ver jugar a Zico, Socrates, Falcão, Junior, Toninho Cerezo fue un privilegio inolvidable.  Italia (y Paolo Rossi) tuvieron la culpa del no-campeonato de Brasil.