Confección del vestuario del Papa

El vestuario del Papa adquiere calificativos de solemne. En especial, si se está en pleno ejercicio de un Cónclave, más de uno se ha preguntado por las proporciones en la sotana que debe ser empleado por el elegido Sumo Pontífice.



No cualquier casa está encargada de la confección de los trajes para la curia vaticana. Ni bien está por iniciarse un nuevo Cónclave, la sastrería Gammarelli ya está alistando el juego de vestimantes del próximo a ser elegido Papa.

La casa Gammarelli, ubicado detrás del Panteón en el centro de Roma, está encargado de esa labor desde hace más de 200 años y no solo prepara los trajes para el Papa, sino también para cardenales, obispos y sacerdotes.

Situándonos de manera imaginaria en el taller, se puede enconrar bajo unas escaleras de madera, un probador lleno de cuadros y retales de seda bordados donde cuelgan casullas y una sotana negra listas para ser llevadas,

En el caso del Papa, se confeccionan sotanas blancas (color reservado para los papas) y son confeccionadas en lana y en tres tamaños distintos, buscando la medida perfecta para quien resulte elegido Sumo Pontífice.

Una particularidad en la historia de la Casa Gammarelli, es que el 2013 ha sido la primera vez que tuvo que confeccionar dos juegos de confecciones para dos papas, uno de ellos emérito (Benedicto XVI) y Francisco I (elegido mediante Cónclave).

Los están valorizados entre 2500 o 3000 euros incluyendo los calcetines y el juego de calzado que en la mayoría de casos, es de color rojo.