El ayarachi de Chumbivilcas

El ayarachi de Chumbivilcas, del departamento de Cusco, es una danza fúnebre de origen prehispánico de características lúgubres y con alto contenido ceremonial.


Lectura .
Anterior Siguiente

 

abc

 


 

El ayarachi de Chumbivilcas, del departamento de Cusco, es una danza fúnebre de origen prehispánico de características lúgubres y con alto contenido ceremonial.

Es interpretada por un conjunto particular de ejecutantes de antaras o zampoñas, instrumento de viento de origen prehispánico compuesto por varios tubos de diverso  tamaño, cerrados en su extremo inferior y sin canal de insuflación, dispuestos en orden escalonado.

Este instrumento genera tonalidades distintas que se complementan al ejecutar una melodía o tonada particular. El sonido de las antaras se acompaña con la ejecución de grandes tambores o bombos, también llamados caja o wankar, que le dan ritmo a la danza.

Como música y danza del Cusco, se realiza en la provincia de Chumbivilcas, especialmente en las comunidades campesinas de los distritos de Santo Tomás, Colquemarca, Livitaca y Quiñota. Durante todo el año, se ejecuta en los siguientes eventos; fiesta de la Virgen de la Candelaria, tanto en Colquemarca como en Layo, fiesta de Santo Tomás, fiesta de la Virgen del Carmen, tinka del ganado, marcana de ganado, fiesta de la comunidad de Yabina Qasillo y Llike, fiesta de la Virgen de la natividad, fiesta de los difuntos, fiesta de la Virgen de la Inmaculada Concepción.

En el ayarachi de   Chumbivilcas se utilizan tres tipos de zampoñas denominadas: mama, que mide alrededor de 45 centímetros; malta, de tamaño mediano de entre 30 a 35 centímetros y chilec, o zampoña pequeña que mide 20 centímetros. Generalmente se fabrican de cañas y de un tipo particular de madera denominada taccna.

Los ejecutantes se despliegan en círculos, con parsimonia y solemnidad, profundizando la sensación de respeto y duelo que otorga la música. En algunos eventos particulares, como la festividad de la Virgen del Rosario, los conjuntos de ayarachi se asemejan más a una marcha fúnebre y solemne, siendo ejecutada en parejas de manera lineal.

El ayarachi de Chumbivilcas tiene así varios rasgos particulares, como el uso de prendas del color natural de la lana, incluyendo el sombrero de lana de oveja y adornado con plumas cortas, teñidas con colores vivos, poncho usado como capa, camisa con diseño cuadriculado, pantalón, chaleco y casaca de bayeta, sandalias tradicionales (ojotas o soqos), con variantes en el color o en algún accesorio especial.

En algunos casos participan en el grupo una o dos mujeres en traje tradicional. Dichas características difieren sobremanera con el atuendo empleado por los ejecutantes de ayarachi existentes en el altiplano.

El origen de esta danza no está claramente determinado. Sin embargo, al igual que la danza altiplánica del mismo nombre, parece tener origen en danzas religiosas y fúnebres previas a la conquista española, en la que se hacía honor a la muerte de personajes importantes.

Como muchas otras danzas andinas, con el tiempo se ha ido transformando, con el objetivo de asimilar elementos culturales hispánicos bajo modos de pensar y actuar andino.

Es quizá por ello que el ayarachi se ejecuta durante las festividades religiosas católicas más importantes de Chumbivilcas. Siendo esta provincia una zona eminentemente ganadera y pastoril, la danza se encuentra también relacionada a esta actividad, ejecutándose en ceremonias ligadas al ganado como la marcana o señalización de las reses y demás animales domesticados.

La danza ayarachi de Chumbivilcas fue declarada Patrimonio Cultural de la Nación, a través de la Resolución Ministerial Nro. 413-2011-VMPCIC-MC, el 7 de abril de 2011.

Fuente : Ministerio de Cultura

 





Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos