Andrés Avelino Cáceres

Andrés Avelino Cáceres fue un militar y político peruano, héroe de la Guerra del Pacífico y Presidente Constitucional del Perú en dos oportunidades. Es conocido con el apelativo de "Brujo de los Andres" por su ingenio en la resistencia de la sierra central ante la ocupación chilena. Es considerado el patrón del Arma de Infantería del Ejército Peruano.


Lectura .
Anterior Siguiente

abc




Andrés Avelino Cáceres Dorregaray nació el 10 de noviembre de 1836 en la ciudad de Ayacucho. Sus padres fueron Domingo Cáceres y Oré, hacendado de Ayacucho y Justa Dorregaray, hija del coronel español don Demetrio Dorregaray y descendiente por línea materna de Catalina Wanka, quien fuera princesa incaica-wanka.

Cursó estudios primarios en la Escuela Nacional de Ayacucho. ingresando posteriormente a la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga.

En 1854 ingresó como cadete en el batallón Ayacucho, organizado por Fermín del Castillo, con el que participó en la rebelión dirigida por Ramón Castilla contra el presidente José Rufino Echenique. Tras la batalla de La Palma (1855), obtuvo el rango de teniente segundo, y en 1857 el de teniente. Entre 1856 y 1858 apoyó activamente el gobierno de Ramón Castilla contra la rebelión de Manuel Ignacio de Vivanco en Arequipa, formando parte de la segunda compañía del batallón Ayacucho durante la Guerra Civil Peruana de 1856-1858

Participó también en la campaña contra Ecuador en 1860, pero debido a algunas heridas, fue enviado a Francia como adjunto a la legación peruana encabezada por Pedro Gálvez, a fin de someterse a diversos tratamientos médicos.

A su regreso, hizo pública su oposición al gobierno del presidente Juan Antonio Pezet, que había permitido la ocupación española de las islas de Chincha por una Expedición Científicia Española a través del Tratado Vivanco - Pareja. Debido a sus críticas, se tuvo que exiliar en Chile junto a otros oficiales, pero consiguieron regresar desembarcando en el puerto de Mollendo.

Todos ellos, se unieron en favor de la Revolución Restauradora del Honor Nacional, encabezada por Mariano Ignacio Prado, contra el gobierno de Pezet. Durante la campaña, ascendió a sargento mayor efectivo y a teniente coronel graduado en 1865. Participó (ya con Prado en la presidencia) en el combate del Dos de Mayo contra España en el Callao. Estuvo al mando de 46 hombres y 30 voluntarios en el fuerte Ayacucho, desde donde puso fuera de combate a dos fragatas españolas: Villa de Madrid y Berenguela.

En 1868 decidió abandonar la carrera militar y regresar a Ayacucho para dedicarse a la agricultura, Pero en 1872 tuvo que volver para oponerse al golpe de estado del coronel Tomás Gutierrez contra el presidente José Balta. Estuvo al mando del batallón Zepita, logrando ser teniente coronel efectivo en 1872 y coronel graduado en 1875. Mientras ejercía el cargo de prefecto del Cusco, estalló la guerra con Chile.

 

abc

 

Guerra del Pacífico:

Con el inicio de la guerra con Chile, Cáceres fue enviado a la cabeza del batallón Zepita en defensa de Tarapacá, luchando como comandante de la 2da. División del Ejercito del Sur en las batallas de San Francisco (19 de noviembre de 1879) y Tarapacá (27 de noviembre de 1879). En esta última batalla, tuvo una participación importante para organizar la defensa y contraataque, que sellaron la victoria peruana.

Posteriormente, en Tacna, se libró la batalla del Alto de la Alianza el 26 de mayo de 1880, donde Cáceres tuvo una notable participación. Combatió con tanto ardor y cuando la derrota era ya definitiva, procuró la reunión de los soldados dispersos y cauteló el orden de la retirada. Propuso reforzar la plaza de Arica, pero el comando dio por terminada la campaña y Cáceres se encaminó a Lima, donde llegó en agosto de 1880.

Campaña de Lima:

Cáceres fue nombrado comandante de la 5º división de la reserva, entrenando a sus tropas en Huaral. Por el camino iba reclutando los restos del ejército peruano junto a civiles que armaba. En octubre de 1880 fue reconocido como coronel efectivo.

Nicolás de Piérola ordenó que en el sur de Lima se formen dos líneas defensivas extensas, la de San Juan compuesta por trincheras y que iba desde el Morro Solar hasta Monterrico Chico, y la de Miraflores, que era la línea de reductos, que iba desde Armendáriz hasta el camino a Chosica. Esperando un ataque por el norte, Piérola marchó con un fuerte contingente de tropas al balneario de Ancón, dejando disminuido al ejército de Cáceres.

Cáceres participó en la batalla de San Juan el 13 de enero de 1881 y tuvo que retirarse a Miraflores luego de haber sufrido fuertes pérdidas en cuanto a hombres. Pese a la insistencia de Cáceres por avanzar hacia Chorrillos, Piérola no autorizó tal movimiento. Dos días despuésm el ejercitó chileno venció en la Batalla de Miraflores, donde Cáceres sufrió la perforación de su fémur derecho, saliendo de Lima el 15 de abril de 1881 aún convaleciente con destino a Jauja, donde inició la resistencia contra los chilenos.

El 26 de abril de 1881 el Presidente Piérola le nombró "Jefe Político y Militar de los Departamentos del Centro de la República". Por su parte, la Asamblea Nacional reunida en Ayacucho lo ascendió a General, por su heroísmo en la participación de las cinco batallas en que le tocó actuar: San Francisco, Tarapacá, Tacna, San Juan y Miraflores. Poco después, se le ofreció la presidencia de la república, la que no quiso aceptar, pues juzgó conveniente respaldar al presidente Francisco García Calderón Landa, confinado en Chile.
 

 

abc

 

Campaña de la Breña:

La Campaña de la Sierra o Campaña de la Breña fue la última etapa de la Guerra del Pacífico y se inicio posterior a la toma de Lima por parte del ejército chileno.

La campaña se inició en abril de 1881 y concluyó en junio de 1884, siendo Andres Avelino Cáceres, apoyado no solo por su ejército, sino también por guerrillas compuestas por campesinos.

En 1884m cuando los chilenos estaban prestos a ingresar a Ayacucho, recibieron la orden de abandonar la sierra central y replegarse a Lima porque a esas alturas la paz ya era un hecho: el gobierno peruano encabezado por Miguel Iglesias había firmado el Tratado de Ancón el 20 de octubre del mismo año, reconociendo la derrota y dando por terminada la guerra con Chile.

Guerra civil de 1884 - 85:

Pese a reconocer el Tratado de Ancón, Cáceres mantuvo su rebeldía contra el gobierno de Iglesias. Estalló la guerra civil apenas a un año de transcurrido una guerra internacional. En una primera fase, Cáceres atacó Lima, el 27 de agosto de 1884, pero fue rechazado. Se retiró entonces hacia el interior y reorganizó sus fuerzas. Las fuerzas gobiernistas, confiadas en su superioridad, partieron a combatirle. Entonces Cáceres relució sus dotes de estratega y mediante una maniobra militar conocida como la “huaripampeada”, engañó a las fuerzas de Iglesias atrayéndolas hacia las vecindades de Jauja (sierra central) y dejándolas allí aisladas, mientras él y sus fuerzas marchaban a Lima. Iglesias fue cercado en Palacio de Gobierno; viendo que el descontento hacia su gobierno era generalizado, renunció el poder el 3 de diciembre de 1885 en su Consejo de Ministros, presidido por Antonio Arenas, quien se encargó de convocar a elecciones generales.

Cáceres postuló a la presidencia por su partido 'Constitucional', y gracias a que el partido demócrata de Nicolás de Piérola no presentó candidato, la elección de Cáceres se hizo inevitable.
 

abc

 

Primer gobierno (1886-1890):

Cáceres asumío el mando el 3 de junio de 1886 y significó la liquidación de la situación caótica originada por la guerra y a su vez, el restablecimiento de la paz interna.

Gobernó con el apoyo de su partido, el Constitucional, asó como del Partido Civil. El partido Demócrata no lo apoyó, pero tampoco le hizo oposición, porque según ellos, la nación necesitaba paz para la reconstrucción.

Segundo gobierno (1894-1895)

Cáceres retornó al poder en 1894 y a diferencia del primero, este carecía de legitimidad y popularidad, provocando una nueva guerra civil, cuya oposición fue liderada por Nicolás de Piérola, quien se había formado junto a los civilistas, la Coalición Nacional. Desde Chincha, Piérola avanzó a Lima donde entró encabezando a sus huestes por la Portada de Cocharcas, el 17 de marzo de 1895. Durante tres días se prolongó la lucha en la capital, a pesar de que los caceristas habían sido forzados a retroceder a Palacio de Gobierno.  Ante tal situación, Cáceres renunció y huyó al extranjero, provocando la toma de mando de Nicolás de Piérola.

Post presidencia:

Tras abandonar el poder, Cáceres vivió en Buenos Aires por espacio de cuatro años (1895-1899). Regresó al Perú y residió en Tacna y Arica. Tuvo ingerencia, como jefe del Partido Constitucional,  en la política nacional durante la llamada República Aristocrática. Fue ministro plenipotenciario en Italia (1905-1909) y Alemania (1911-1914) y, de vuelta una vez más en el Perú, presidió la convención de partidos que en 1915 designó a José Pardo y Barreda como candidato a la presidencia de la República. Pero desde 1918 conspiró contra este gobernante y apoyó el golpe de estado de Augusto B. Leguía, que ocurrió el 4 de julio de 1919.

El 10 de noviembre de 1919, la Asamblea Nacional le confió el grado de Mariscal del Perú, asignándole una renta anual. Sus últimos días los vivió retirado en el balneario de Ancón, hasta que falleció el 10 de octubre de 1923.

Andrés Avelino Cáceres es visto como el símbolo de la resistencia contra Chile durante la Guerra del Pacífico, siendo su figura recordada ampliamente por los pobladores de la sierra peruana. Los propios chilenos, lo bautizaron como ''El Brujo de los Andes'', pues siempre se las ingenió para burlar las maniobras envolventes planeadas con mucho celo por los generales chilenos y porque actuaba con una fluidez que parecía estar presente en todas partes.

 

 





Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos