La Reforma de Sistema Privado de Pensiones

Principales cambios y beneficios que implica características de los sistemas de comisión mixta y demás temas referentes a la Reforma del SPP.


 

sistema privado de pensiones

 


 

¿Cuáles son los principales objetivos de la Reforma de Sistema Privado de Pensiones?

Brindar más beneficios y mejores servicios a los afiliados de las AFP.

Ampliar la cobertura del Sistema Privado de Pensiones a más trabajadores; en especial a los trabajadores independientes menores de 40 años y a aquellos que laboran en la  pequeña y microempresa (MYPE) para que ambos accedan a una pensión de jubilación justa y digna.
Reducir los costos y aumentar la eficiencia de las AFP, mediante la centralización y tercerización de las operaciones administrativas.

Generar una mayor competencia entre las AFP, promoviendo el ingreso de nuevos participantes a través de la eliminación de barreras de entrada.

Armonizar los intereses de las AFP con los de los afiliados, a través de un sistema de cobro de comisiones que mejore los niveles de pensión de jubilación en el largo plazo y genere una mayor remuneración disponible.

Promover una mayor transparencia de la información al afiliado, mediante la difusión de indicadores de rentabilidad y mecanismos de comparación de comisiones que le permitan una adecuada toma de decisiones (traspasos). También se prevé la creación de comités de representantes de afiliados y la incorporación de directores independientes en las AFP que puedan dar cuenta de los afiliados.
Impulsar un proceso de educación de los afiliados en los temas de su jubilación, mediante la creación de fondos especiales y la organización de comités educativos.

Incrementar la rentabilidad de los fondos, a través de la ampliación del abanico de posibilidades de inversión.

¿Cuándo se iniciará la Reforma del Sistema Privado de Pensiones?

La Reforma del Sistema Privado de Pensiones ya está en marcha. Es un proceso que comprende varias etapas, las que se implementarán gradualmente. No es un proceso de resultados inmediatos, pero los afiliados irán gozando de los beneficios que genere conforme vaya avanzando.

¿Qué cambios traerá la Reforma?

Uno de los principales cambios será la implementación de un nuevo sistema de cobro de comisiones denominado Comisión por Saldo, el que se aplicará sobre los nuevos aportes y la rentabilidad que estos aportes generen.

El nuevo sistema de cobro busca reemplazar al actual –de Comisión por Remuneración, también conocido como Comisión por Flujo–, que es un porcentaje que se descuenta de la remuneración total (sueldo bruto) de los afiliados. Sin embargo, la Ley también establece que los afiliados podrán evaluar y decidir si permanecen o no en el sistema de Comisión por Remuneración.

¿Por qué se dio este cambio en el cobro de comisiones?

Porque el nuevo sistema de Comisión por Saldo hace coincidir los intereses de las AFP con los intereses de los afiliados. Así, cuanto mayor sea la rentabilidad que la AFP logre por el fondo de los afiliados, mayor será su comisión; y a menor rentabilidad, dicha comisión será menor. Con tal esquema, las AFP tendrán más incentivos para obtener una mayor rentabilidad para el fondo de sus afiliados; es decir, buscarán que los fondos crezcan para que ellos puedan ganar más, considerando los mecanismos de diversificación y salvaguardas que establecen las normas del Sistema Privado de Pensiones. Por tanto, se trata de un sistema que contribuirá a generar más beneficios y mejores servicios para los afiliados.

En el caso del actual esquema de cobro de Comisión por Remuneración, el ingreso de las AFP solo depende del sueldo de los afiliados, sin considerar si el fondo de pensiones gana o pierde rentabilidad. Asimismo, debido a que este esquema está vinculado a la remuneración de los afiliados (a mayor sueldo, mayor comisión y, por tanto, mayor ingreso para las administradoras de pensiones), las AFP han venido mostrando mayor preferencia por captar afiliados con altos sueldos a quienes, a diferencia de los trabajadores de menores ingresos, se les suele ofrecer una atención preferencial.

Adicionalmente, en el sistema de Comisión por Remuneración las AFP cobran por adelantado por los servicios de administración de los fondos de pensiones, sin considerar la edad del afiliado o el tiempo que le falta para jubilarse. Es decir, los afiliados pagan cada mes, por anticipado, los servicios de administración de sus fondos por un periodo de 40 años, sin importar si al afiliado le faltan 1, 5, 10, 20 ó 30 años para jubilarse. Pagan por servicios futuros que no utilizarán.

Por el contrario, en el caso de la Comisión por Saldo, los afiliados pagarán por los servicios de administración del fondo que efectivamente su AFP le prestará cada mes. No habrá pago adelantado. En ese sentido, el pago de la comisión se regirá por el principio de “servicio realizado, servicio pagado”.

¿La aplicación del nuevo sistema de Comisión por Saldo será inmediata?

No. La Reforma contempla un período de transición o migración del sistema de Comisión por Remuneración al sistema de Comisión por Saldo, el cual será de diez (10) años.

Se prefirió establecer un periodo de transición debido a que si el nuevo sistema de comisión entrara en vigencia de inmediato, se afectaría la situación patrimonial de las AFP. Durante este proceso de transición o migración se cobrará una combinación de comisiones (combo de comisiones) que se ha denominado Comisión Mixta.

¿Qué es la Comisión Mixta?

La Comisión Mixta es un sistema de cobro temporal que tiene dos componentes:

1. Una Comisión por Remuneración, que se irá reduciendo progresivamente cada dos (02) años hasta llegar a cero (0) al cabo de diez (10) años.

2. Una Comisión por Saldo, que se aplicará solo sobre los nuevos fondos que vayan acumulando los afiliados.

La Comisión Mixta permitirá una convivencia temporal de la Comisión por Remuneración con la Comisión por Saldo. El objetivo es que en el año 2023, al término del período de transición o migración, la Comisión por Saldo sea el único sistema de cobro de comisiones vigente en el Sistema Privado de Pensiones.

¿Cuándo y cómo se aplicará la Comisión Mixta?

La Comisión Mixta entrará en vigencia y se aplicará a partir del 1 de febrero de 2013 para los nuevos afiliados; y a partir del 1 de abril de 2013 para los antiguos afiliados (aquellos que ingresaron al SPP hasta el 31 de enero de 2013) que decidieron cambiar de sistema de cobro de comisión.

Como los antiguos afiliados ingresaron bajo el sistema de la Comisión por Remuneración, deberán elegir si permanecerán o no en dicho sistema, o pasan directamente al sistema de Comisión por Saldo, con su esquema de transición de Comisión Mixta.

¿La Comisión Mixta afectará al fondo que han acumulado los antiguos afiliados?

No. La Comisión Mixta tendrá dos componentes: un porcentaje que se aplicará sobre el sueldo del afiliado; y, otro porcentaje que se aplicará a los nuevos aportes que generen a partir de las fechas señaladas.

En el caso de los antiguos afiliados, el fondo que acumularon desde que empezaron a aportar al Sistema Privado de Pensiones hasta el 31 de marzo de 2013 no estará sujeto al pago de Comisión por Saldo, debido a que ya pagaron por adelantado a las AFP por su administración. A partir del 1 de abril de 2013 este fondo será registrado en una cuenta especial, solo ganará rentabilidad y no se le aplicará ningún descuento. En otra cuenta se registrarán los nuevos aportes que se realicen a partir del 1 de abril, a los que se sumará la rentabilidad ganada y se descontará la Comisión por Saldo respectiva.

¿Cómo se realizará la migración de un esquema de comisión a otro en el caso de los antiguos afiliados?

La Reforma establece que los antiguos afiliados podrán elegir si se mantienen o no bajo el sistema de Comisión por Remuneración. Si un afiliado desea mantenerse bajo el sistema de  Comisión por Remuneración, su decisión deberá ser comunicada a su AFP, para lo que tiene un plazo que regirá desde el 02 de enero hasta el 31 de marzo de 2013.

Aquellos afiliados que no informen su decisión de mantenerse en el sistema de Comisión por Remuneración, pasarán de manera automática al sistema de Comisión por Saldo, con su esquema de transición de Comisión Mixta, a partir del 1 de abril del 2013.

¿Cómo beneficiará al afiliado el nuevo esquema de Comisión por Saldo?

El nuevo sistema de Comisión por Saldo incorpora mecanismos que promoverán una mayor competencia y fomentarán el ingreso de nuevos participantes, lo que junto con la reducción de costos y una mayor eficiencia en la administración de los fondos contribuirá a ofrecer menores comisiones y mejores servicios a los afiliados.

También promueve una mayor transparencia. Así, los afiliados podrán conocer cuál es la rentabilidad neta de su fondo, para lo cual solo tendrán que restar el cobro de la comisión que paga a la AFP de la rentabilidad obtenida.

Asimismo, se logrará una equidad en el cobro de comisiones. Es decir, las AFP ya no cobrarán anticipadamente por la promesa de prestar un servicio futuro de administración por 40 años y sin considerar los años que faltan para la jubilación del afiliado. Por el contrario, ahora el cobro de la comisión corresponderá a un servicio efectivamente prestado por la administración del fondo de pensiones.

Otro aspecto destacable es que el sistema de pago de Comisión por Saldo incentivará a las AFP a generar una mayor rentabilidad para los afiliados con la finalidad de obtener mayores ingresos. Las AFP se preocuparán mucho más por obtener la rentabilidad más alta posible para los fondos de pensiones.

Adicionalmente, durante el periodo de transición, bajo el esquema de Comisión Mixta, los afiliados podrán percibir una mejora en su ingreso disponible como resultado de la progresiva eliminación de la Comisión por Remuneración; e, incluso, podrían destinar este ahorro a sus fondos de pensiones.

Fuente: SBS